El escritor y su gato compartiendo soledades

El escritor y su gato compartiendo soledades
Los infiernos del escritor

jueves, 11 de enero de 2018

Maestros del Blues. Aurora “Rory” Block, nos despabila Javier “Paco” Miró






Aurora Block nació el 6 de noviembre de 1949 en Princeton y creció en Manhattan. Su padre, Allan Block, tenía una tienda de sándalo en Greenwich Village en los 60, y la influencia de los cantantes de música folk del Village, como Peter Rowan, Maria Muldaur, y John Sebastian tentaron a Block a estudiar guitarra clásica.

A la edad de 14 años, conoció al guitarrista Stefan Grossman, quién la introdujo a la música del Delta del Mississippi de los guitarristas de blues. Block empezó a escuchar álbumes viejos, transcribiéndolos y aprendiendo a tocar las canciones. A la edad de 15 años dejó su casa para buscar a los gigantes aún vivos del blues, como Mississippi John Hurt, Reverendo Gary Davis, y Son House y poder apreciar su oficio en la manera tradicional de tocar el blues; después viaja a BerkeleyCalifornia, donde tocó en clubes y cafés.

Después de retirarse temporalmente para tener una familia, Block regresó a la industria de la música en los 70, con mediano éxito hasta que firma con Rounder Records en 1981, donde la animaron a regresar a su amor por el blues clásico. Desde entonces ha cultivado su nicho propio, publicando numerosos álbumes de canciones originales y tradicionales, aclamados por la crítica, incluyendo muchas versiones de Robert Johnson, como "Terraplane Blues" y "Come on in my kitchen". Block ha ganado cinco W. C. Handy Awards, dos para "Tradicional Blues Female Artist" (1997, 1998) y tres para "Acoustic Blues Album of the Year" (1996, 1999, 2007) También ha ganado NAIRD awards para "Best Adult Contemporary Album of the Year" en 1994 por Ángel of Mercy y otra vez en 1997 por Tornado.
Angel of Mercy, Turning Point y Tornado incluyen mayoritariamente composiciones originales. Mama's Blues, Ain't I a Woman y When a Woman Gets the Blues incluyen canciones escritas por Tommy JohnsonRobert Johnson, Lottie Beaman, y Mattie Delaney.
En 2010, Block publicó su autobiografía en formato pdf y una impresión limitada titulada When A Woman Gets The Blues.

“Por las cuerdas de la guitarra
se deslizan los dedos
como si fueran cuchillos
sobre el acero,
con fuerza y decisión
despliega un estilo contundente.
Su voz tampoco da tregua
avasalla y desgarra,
pero de tanto en tanto destila dulzura”.

jueves, 4 de enero de 2018

Maestros del Blues. D Man and The Alley Hounds y un tal Homer Raptis continúa acumulando insolvencias




Los componentes de esta súper banda de Blues nacida Louisville son, su líder, mentor y fundador Don Oswald, alias D Man en Guitarra y voz principal, Chris Rourke, Voces para bajo y fondo,  Steve Hawkes , Batería y coros,  y finalmente Dr. Dave en Guitarra Rítmica.

Con Don Oswald (alias D Man) a la cabeza, los The Alley Hounds imponen suficiente energía en el escenario para hacer la vibración se imponga de manera natural. El blues, el rock clásico y el funk promueven un maravilloso maridaje. La guitarra de D domina el concierto. La D Man & The Alley Hounds se puede ver en muchos de los lugares nocturnos más populares de Louisville y en festivales, conciertos al aire libre siendo muy solicitada para fiestas privadas y recepciones. Actualmente, D Man tiene cuatro álbumes. "Alone In The Blues", "Dog Creek Daddio", "Sock Puppet Monkeys", y su más reciente lanzamiento, "Blues... Off The Neck.






“Homer Raptis tenía otro listado similar de cuestionamientos, pero en su caso, a poco de comenzar a deconstruir la obra, el obituario se asentaba como género literario más allá de su poética voluntad. 
Estaba convencido que no existía ese lugar subjetivo, ideal y seleccionado, para morir, como describía al detalle el relato Los Frutales y el Feng Shui, aunque en sus fueros íntimos no descartaba la idea de sitios en donde la finitud era tratada afectuosa y cálidamente. Dicho de otro modo, uno nunca elige, siempre es escogido, hasta cuando escoge”.

viernes, 29 de diciembre de 2017

Maestros del Blues. The Broadcasters. Nos los exige un amigazo, El Colorado del Monte



Banda formada en el año 1988 a instancias de un viejo conocido de estos espacios, el formidable compositor y guitarrista de blues Ronnie Earl. El nombre se debe al conocida guitarra Fender, modelo que fue insertado al mercado en el año 1950. Además de Earl, Darrell Nulisch como vocalista, Jerry Portnoy en la armónica, Steve Gomes en bajo y Pear Hanson en batería compusieron la formación fundadora.



Entre sus primeros LP podemos mencionar:

 

Soul Searchin 1988

Peace of Mind 1990

Language of the Soul 1994



Con el ingreso de Gregg Allman en los teclados le abrió la puerta a lo que tiempo después fue la Allman Brothers Band. Los problemas de salud de Earl trajeron aparejados la reducción de sus shows en vivo y sobre todo de las giras. En el 2003 lanzan Feel Like Going On y en el 2009 Living in the Light. En octubre del año entrante serán 30 años del mejor blues, una banda que ya forma parte de las páginas más gloriosas del género.


jueves, 21 de diciembre de 2017

Maestros del Blues. Meena Cryle y El Espejo Gótico nos propone pensar que Dios es Mujer


Meena Cryle nació en Austria en 1977 en el seno de una familia musical. Sus primeros pasos fueron dentro del género folclórico de su terruño. A los 15 años inició su camino por el blues fundando su primera banda psicodélica. A poco de graduarse desarrolló tareas sociales en la ONG Refugio para Mujeres de Mozambique. En el año 2010 graba su primer LP titulado Try Me, en el 2012 lanza Feel Me y en el 2013 Tell Me. Este año desarrolló y trabajo en concierto titulado Live On Tour


Dios es mujer

Fuente y Derechos:


Dejemos de lado los viejos dioses, algunos de los cuales no ocultaban sunaturaleza femenina, y enfoquémonos en la deidad que la tradición le ha asignado a la civilización occidental: Jehová, Yahvé, o simplemente Dios.


Merlin Stone lo deja claro en su Cuando Dios era Mujer (When God was a Woman), al igual que Raphael Patai en La Diosa hebrea (The Hebrew Goddess), pero ambos olvidan un detalle fundamental sobre el pasado femenino de nuestro Dios; pasado que sólo es comprensible a la luz de sesudas pesquisas lingüísticas.



A lo largo de todo el Antiguo Testamento, y aún más atrás, Dios se manifiesta como una entidad masculina. Cuando no lo hace directamente, hablando de sí mismo en vivos términos altivos, inimaginables en una mujer, se revela mediante símbolos masculinos: columnas de humo, fuego, etc. Sin embargo, detrás de esta aparente afirmación de su naturaleza masculina, Dios deja algunas pistas sobre su pasado, historia que, por otro lado, fue cuidadosamente sepultada por eruditos posteriores, quienes asignaron a la mujer un rol demoníaco, perverso, contrario a la hombría de Dios, y, por lo tanto, contrario a su naturaleza.


El Espíritu Santo, tercera persona del triunvirato politeísta mejor disimulado, acciona, se mueve mediante referencias femeninas. No sólo está presente en el Nuevo Testamento, sino en el Antiguo. Escolásticos de neto corte hereje, por lo tanto, amigos entrañables de este espacio, sostienen que el Espíritu Santo no desciende sobre María como una suerte de semilla cósmica o de extraordinaria inseminación divina, por el contrario, sería la acción del Dios-Mujer sobre una de sus hijas, bendiciendo (no inseminando) el templo sagrado donde todos los hombres, aún los machistas recalcitrantes, se vuelven carne y sangre con la mujer: el útero.



Por supuesto, la presencia de lo femenino en Dios es algo que fue (y será) ocultado por todas las religiones dominantes, recluído a la sección de erratas sagradas. Pero lo cierto es que tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento Dios es mencionado numerosas veces bajo la palabra Shaddia, que normalmente se traduce por Padre, cuando en realidad sugiere todo lo contrario. Shaddia alude al acto de amamantar, al vínculo entre la madre que nutre a sus hijos, a la protectora y dadora de vida de sus indefensos lactantes, algo diametralmente opuesto al volátil Dios de los hebreos, y posteriormente, de los cristianos.



Ninguna otra religión fue tan despiadada con las mujeres, odio que llegó a su clímax al negarle al mismo Dios que adora cualquier rasgo femenino, por lo tanto, negándole su omnipotencia.


En lo personal, me gustan las viejas mitologías, justamente porque alaban la mitad femenina del Todo. Negar que el acto de crear es una facultad netamente femenina es abogar por un Dios menor, un infante sideral, descarriado, adolescente, que aún no ha superado el temor a la mujer como dadora de vida y exterminadora. Tal vez por eso abundan las vírgenes y las valkirias, las hadas y las reinas encantadas; las musas y las parcas. Las grandes tragedias giran en torno a ellas. Troya no hubiese caído sin la belleza de la mujer, dirá el machista, pero Odiseo tampoco hubiese querido volver a casa si Penélope estuviese ausente.


Las religiones han ocultado con precisión demoníaca la silueta de la mujer en nuestro Dios ancestral, pero las viejas diosas aún habitan en nuestros cuentos, jirones desarticulados de algo que sobrevive en lo profundo de nosotros, la seguridad íntima, acaso inconfesable, de que el cielo carece de reyes.


viernes, 15 de diciembre de 2017

Maestros del Blues. Point Blank. Nos guía por el presidio de San Antonio de Béjar, Texas, Javier Paco Miró. Al final H.P. Lovecraft y el libro





Por Javier "Paco" Miró






Point Blank es una banda de rock estadounidense oriunda de Texas, Estados Unidos. Formada en 1974  grabó seis álbumes entre 1976 y 1982. El grupo es conocido por sus hits "Nicole" de 1981 y "The Hard Way" de 1980, ambos trabajos les otorgaron merecido reconocimiento popular. Fueron descubiertos y dirigidos por Bill Ham de Lone Wolf Productions, productor que también manejó a ZZ Top, Jay Boy Adams y Eric Johnson. Así registraron seis álbumes originales en Memphis con el ingeniero y también productor Terry Manning. El sonido de Point Blank está arraigado en el rock sureño y el boogie, pero se inclinaron a un sonido más hard rock en la década de 1980. En 1981 lanzaron su quinto álbum, American Exce$$, que incluyó al single "Nicole “que alcanzo el puesto 20 tabla en el ranking de la revista Billboard. En su apogeo eran conocidos por sus incesantes giras, a veces tocando más de 200 shows por año. En 1984, la banda se separó. Con muchos cambios de miembros la banda se volvió a reunir en el 2005 haciendo extensas giras hasta el año 2009. En enero de 2014, la banda terminó volumen 9, titulado originalmente Locked, Stocked and Two Smoking Barrel.



El guitarrista de la banda Rusty Burns colaboró con Johnny Winter, SR Vaughan y ZZ Top. Sin dudas un guitarrista que puede desplegar virtuosismo,  velocidad así como esos momentos de un profundo sentimiento y un distinguido buen gusto, se pueden escuchar entre sus solos algunos veloces pasajes por escalas flamencas o latinas ensambladas naturalmente con pasajes de blues y hard rock. También merece destacar la solidez del cantante de la banda John O’Daniel. 


James Russell Burns, más conocido como Rusty Burns, murió en Denver de cáncer el 19 de febrero de 2016, a los 63 años de edad, siendo para muchos uno de los mejores guitarristas que proveniente de Texas. Flor de elogio si uno piensa que de esas tierras provienen gigantes como T Bone Walker, Johnny Winter, Stevie Ray o Freddie King.


El libro

H.P. Lovecraft (1890-1937)

El lugar era oscuro y polvoriento,
un rincón perdido
en un laberinto de viejas callejas
junto a los muelles,
que olían a extrañas cosas
venidas de ultramar,
entre curiosos jirones de niebla
que dispersaba el viento del oeste.
Unos cristales romboidales,
velados por el humo y la escarcha,
apenas dejaban ver
los montones de libros,
como árboles retorcidos
pudriéndose del suelo al techo...
huellas de un saber antiguo
 que se desmoronaba a precio de saldo.

Entré, hechizado,
y de un montón cubierto de telarañas
cogí el volumen más cercano y lo leí al azar,
temblando al ver las raras palabras
que parecían guardar algún arcano,
monstruoso, para quien lo descubriera.
Después, buscando algún viejo y taimado vendedor,
sólo encontré el eco de una risa.



martes, 12 de diciembre de 2017

Maestros del blues.. Corey Stevens y El Converso, de Gilbert K. Chesterton



Corey Stevens nació en  Centralia, Illinois, EE.UU el 6 de Agosto de 1954. A los once años comenzó a demostrar su inquietud por la música y específicamente por la guitarra. Ya radicado en Los Ángeles y a la par que trabajaba como maestro de escuela logró desarrollar sus talentos a tal punto que en el año 1995 logra firmar un contrato con el sello Eureka Records. De inmediato que comenzó a popularizarse dentro de los fans del género no tardaron las comparaciones con Steve Ray Vaughan y con Eric Clapton, de alguna manera esto explica su inmediata aceptación y su actual prestigio. Lleva una veintena de trabajos sumados CD y simples.



El converso 
G.K. Chesterton

Después de un instante, cuando incliné mi cabeza
todo el mundo cambió y se enderezó,
emergí donde el viejo camino brilló en su blancura,
caminé las calles y oí lo que todos los hombres dijeron,
bosques de lenguas, como las hojas de otoño sin caer,
indignas de amar pero extrañas y ligeras;
viejos enigmas y nuevos credos, sencillos,
como hombres que sonríen por un muerto.

Los sabios tienen cien mapas que ofrecer,
señal que su cosmos arrastra como un árbol,
y nublan tanto su razón, igual que un tamiz
que conserva la arena y permite que el oro, libre, huya:
Y todas estas cosas son para mí menos que el polvo
pues mi nombre es Lázaro y estoy vivo.




miércoles, 6 de diciembre de 2017

Maestros del Blues ... Melody Ángel... un hallazgo del Perito en Blues Javier “Paco” Miró... y un poema a la sin nombre...


Por Javier "Paco" Miró




Mi madre me llamó Melody Ángel,  el resto es historia. Melody por Melody



“Nina Simone dijo algo en los años 60, que me impactó tanto que cambió el curso de mi vida para siempre. Ella me mostró que cantar mi verdad podría ayudar a liberar e inspirar a mi gente. ¡Una sola voz podría cambiar el mundo!
Nina Simone dijo: "Escogí reflejar los tiempos y las situaciones en las que me encuentro a mí mismo. Para mí, es mi deber".
Melody Ángel no es un nombre artístico, es el nombre en mi certificado de nacimiento. Nací y me crié en el lado sur de Chicago. Comencé a cantar a los 7 años, y cuando tenía 13 mi madre me compró mi primera guitarra de la casa de empeño local. Dediqué mi día y noche a enseñarme a jugar. Una vez que aprendí 5 canciones de Jimi Hendrix, armé mi primera banda y nunca miré hacia atrás. Jugué en su mayoría covers hasta que encontré el valor para decir lo que realmente estaba en mi corazón. Recientemente publiqué mi primer EP, "In This America". Recientemente he jugado el Chicago Blues Festival, Buddy Guy's Legends, y Antone's en Austin TX.






Crecer en Chicago es muy duro para un niño negro. Tuve que lidiar con tanta injusticia y racismo, que pensé que era todo lo que el mundo me mostraría. ¡La música me salvó de esa realidad sin esperanza y me llevó a todo el mundo! La verdad de mi historia y mi circunstancia actual me permiten caminar por esta tierra con la cabeza bien alta, porque sé que la supervivencia está en mi sangre. El conocimiento es mi poder y quiero transmitir ese conocimiento a mi comunidad, la única forma en que sé hacerlo, y eso es con un micrófono en mis labios y un Fender Strat en la mano”.




- La canción que nos precede “ The question of U” es de Prince, músico que nunca fue  de mi agrado, bueno es reconocer que te encontrás con terribles solos, pues era sin dudas un virtuoso de la guitarra..
Melody Fue una de las revelaciones del Blues Festival en Byron Bay , Australia.


Sin nombre

No tengo grandes pretensiones,
la ambición es algo
que nunca he podido desarrollar,
y ahora que soy viejo
no me parece acorde laborar en ello.
Sueño con que algún día,
acaso disperso, distraído,
se acerque sorpresivamente
y me abrace y se deje abrazar,
y cuando rito de separación
se imponga por temporalidad
dialogar con la mirada,
y decirnos a los ojos y con los ojos
todo aquello que no consta
en los libros sapienciales
debido a que no existe lenguaje
para su descripción.
Y que luego, igual de disperso y distraído,
se vaya, pero solo hasta la próxima vez,
para que este pequeño acto de amor
se transforme en hábito,
en palabra que no necesita contratos ni juristas,
en melodía, en su canción, en mi poema…
Cuando me refiero a guardarme por un tiempo
hablo pura y exclusivamente de usted.
Porque al amor debo seguir tratándolo de usted.
Fue un error de mi parte la osadía de tutearlo
y confiar que por fin había logrado besarle la mano.
Dejarlo descansar, acaso entender que amar bien
también significa abdicar.
Me resulta complicada la experiencia.
Levantarse a las tres de la madrugada
y no permitirle a Morfeo continuar con su rutina.
Hay horas que delatan insolvencias.
Pero debo continuar con mis otros incisos de la vida,
debo seguir buscando almas sensibles y nobles,
como la suya, intentar atraerlas y sentirme,
aunque sea por un breve lapso menos solo,
tal vez un poco más querido,
y eso solamente se logra cuando uno
se pone a disposición de la alteridad.
Juro que con usted lo intenté y puse el alma,
lamento que no me haya alcanzado.
Todo esto sabiendo que el inexorable después
marcará tintas de abandono,
porque así lo desea el Anfitrión.
Por suerte no tengo los talentos poéticos
ni la valentía de Luque y de Becerra
de manera que nadie cuenta conmigo,
ni las musas ni los espectros,
para un épico sacrificio.
Me desprecio por no haberla podido colmar,
por no haber provocado su locura
y que me sienta cerca, en su mundo íntimo,
en sus doce acordes, en su mirada,
en su cama y en su sudor de espectro homenaje.