El escritor y su gato compartiendo soledades

El escritor y su gato compartiendo soledades
Estoy tan solo como ese gato, y mucho más porque lo sé, y el no

jueves, 18 de agosto de 2016

Endimión …es posiblemente el mejor poema de John Keats (uno de los espectros del Anfitrión) y de paso un viejo recuerdo musical...





La trama del poema se basa en el mito griego de Endimión, el joven pastor que enamoró a la luna, cuya forma mitológica es SeleneEl poema es muy extenso de modo que sólo hemos traducido la primera parte, ya que el total se extiende por más de mil líneas y está dividido en cuatro libros. Como sucede con las grandes obras, el poema fue destrozado por los críticos y alabado por los poetas.



Endimión significa algo así como Sumergido, aunque los latinos luego lo explicaron como El Sueño que cae. Nosotros nos quedamos con la primera definición. La leyenda de Endimión y Selene era tan conocida por los griegos que casi ningún autor se ha detenido a explicarla, de modo que apenas han sobrevivido algunas referencias.

Endimión era un pastor del Asia menor. Su belleza era tan cautivadora que Selene, la diosa luna, se enamoró de él y le solicitó a Zeus que le concediese al joven la vida eterna. El Señor del Olimpo escuchó los ruegos de Selene, y el don de la eternidad le fue otorgado, aunque con reservas.

Endimión fue eterno, pero en una inmortalidad onírica, ya que viviría para siempre durmiendo. Esta situación no impidió que los amantes tengan hijos, lo cual resulta asombroso, teniendo en cuenta lo enojoso que es engendrar un hijo mientras se duerme la siesta. Los racionalistas explican el mito de Endimión y Selene en estos términos: Endimión simboliza al hombre (genérico, no individual) que comienza a cultivar. Esto lo lleva a contemplar la luna de otra manera, ya que sus revoluciones ubican el tiempo de la siembra y la cosecha. Los devotos de la mitología poética no explican nada, sólo callan y disfrutan.




Endimión (fragmento)

John Keats (1795-1821)

Una cosa bella es un goce eterno:
su hermosura va creciendo
y jamás caerá en la nada;
antes conservará para nosotros
un plácido retiro,
un sueño lleno de dulces sueños,
la salud, un relajado alentar.
Así, cada mañana trenzamos una
guirnalda de flores que nos ata a la tierra,
s pesar del desaliento, a la inhumana
falta de naturalezas nobles,
a los días nublados,
a todos los caminos insanos y lóbregos
abiertos a nuestra búsqueda:
Si, pese a todo, alguna bella forma
alza el paño mortuorio
de nuestro espíritu ensombrecido.
Como el sol, la luna, los árboles ancianos y los nuevos
tendiendo su sombra cálida sobre los rebaños;
como también los narcisos
y el universo verde en el que moran,
y los claros arroyos que fluyendo
frescos hacia el estío,
y el claro en medio del bosque
manchado de rosas silvestres;
y así el sublime destino
que imaginamos para los grandes muertos;
todos los deliciosos cuentos que oímos o leímos:
Fuente eterna de una linfa inmortal
que cae sobre nosotros desde la orilla del cielo.


Fuente: http://elespejogotico.blogspot.com.ar/

miércoles, 3 de agosto de 2016

Murió “El tipo”… un costo menos diría el neoliberalismo – Charlas 2015-2016 – Saga completa..





  

La finitud hace al hombre, la vida es muerte que viene y la muerte es vida vivida. Ambas afirmaciones le corresponde a Jorge Luis Borges. Y “El tipo” murió. Lo voy a extrañar, fue un año divertido, su irreverencia resultaba un bálsamo ante tanta estupidez. Dicen que lo vieron por última vez caminando por los suburbios del pueblo, como siempre, en la búsqueda de cuentos, historias y rumores, acaso para tratar de comprender las razones por las cuales resulta forzoso conformarse y hacer promedio para poder sobrevivir…

******

Así es don Sala, tanto en la política como en el amor el tiempo es quién nos alcanza todas las respuestas a nuestros interrogantes, me dijo el tipo. Él es el que nos expone con marcadas certezas si éramos o no los destinatarios de esos mensajes que tomábamos como propios, aquellos que sospechábamos estaban direccionados hacia nuestros sentires, ilusiones y deseos. ¡En cuánto se parecen la política y el amor, don Sala!.. Pasado el tiempo uno comprueba, se recrea en idóneo; pasado el tiempo y ante lo irrefutable de los comportamientos uno se transforma en sabio, ducho en prevenciones. Es una pena, don Sala, que tan fabulosa experiencia arribe cuando ese tiempo benefactor nos está avisando en ese mismo y preciso momento, que es irremediablemente tarde.. Hoy domingo me levanté bajo de ánimo, me dijo el tipo. Según me cuenta la desilusión, nuevamente, había andado de visita por su rancho de la mano de esos sortilegios que seguramente el tiempo se encargará de develar. Antes de irse me confesó que de todas maneras no estaba muy interesado en escucharlo...

******

Cómo le va don Sala, tanto tiempo, me grito el tipo. Tiene razón, le respondí, hace varios días que no nos cruzamos. Aproveché las vacaciones atrasadas que tenía en el municipio, junté los días, y me fui a hacer la cosecha, me aclaró. ¿Y cómo anduvo la cosa? le pregunté. Como siempre, escuchando lamentos, respondió; para luego agregar: antes puteaban a Cristina por las retenciones, ahora la putean por los altos costos debido a las medidas que tuvo la obligación de tomar Macri por su déficit fiscal. No vale la pena explicarles nada, finalizó el tipo. Usted sabe, le retruqué, que el ser humano necesita en ocasiones ficcionar sus argumentaciones para tratar de no hacerse responsable de sus decisiones. Le tengo una buena, don Sala, sé que usted me va a entender. Dígame mi amigo, ando necesitando buenas noticias. Reyes está aplicando políticas contracíclicas. De qué me habla, mi amigo. Le juro don Sala, no es joda, mientras Macri y Vidal echan empleados públicos, el Contador de Cambiemos toma. Tengo dos compañeros nuevos, va compañeros es una manera de decir, tengo dos correligionarios nuevos en mi sector. No le parece que es una buena noticia por más que sean radicales. Desde luego, le aseguré, me pone contento que la gente tenga trabajo y se gane la vida dignamente, aunque para el caso se ve que el Contador se considera a sí mismo y a su grupo de pertenencia dentro de un atmósfera de distinción superior que los hace acreedores de beneficios sobre los cuales nosotros, los grasas, no podemos ni debemos aspirar, finalicé...

******

Me causó gracia don Sala su contrapunto con la gente de Fortunato en la página de La Dorrego, me dijo el tipo. Como municipal le tengo que agradecer que piense en nuestro laburo y a nuestro favor, agregó, hay compañeros que se creen que somos idiotas y que no sabemos quiénes son y cuáles son las intenciones de Cambiemos. Le aseguro que no le pifia don Sala, hubo gente del sindicato que hizo campaña por Macri en la segunda vuelta, gente que se dice peronista y que ahora ven como un retroceso la paritaria caída. Mientras usted habla sobre posicionamientos ideológicos preelectorales y sus consecuencias ellos lo putean o hablan de un tema que usted nunca tocó. Por eso, le recomiendo que no se exponga al cuete, nadie lo va a querer escuchar ni a tratar de entender, nada va a cambiar. Nadie va a denunciar los atropellos ni las humillaciones que vivimos todos los días. Eso de los contratos es cierto don Sala, y le paso un dato más, es un acuerdo que el gobierno tiene con el sindicato para tenernos a los laburantes bien agarrados de las bolas y a fuego cruzado. Hace rato que existen razones para hacer paros pero el sindicato ha sido el colchón que los radicales necesitan, finalizó el tipo...

******

Oiga don Sala, me dijo el tipo, el campo de las ideas y los intereses han vencido a las históricas estructuras partidarias. En la actualidad hay Radicales y Peronistas bajo signo neoliberal en Cambiemos y hay Peronistas y Radicales alineados al movimiento nacional y popular. Esto implica que cuando afirmaban que las ideologías habían muerto le estaban pifiando fiero porque en definitiva lo que alinea son los modelos de país, no los sellos, finalizó. A lo cual respondí, es un poco más complejo es asunto mi amigo, pero estoy bastante de acuerdo con usted...

******

Me llama la atención don Sala, me dijo el tipo, a propósito de la fuga y todas esas cuestiones, que a tanto consumidor de drogas, blandas y duras, (sea periodista, analista o político) le preocupe tanto, desde una supuesta superioridad moral, el tráfico de lo que consume siendo que forma parte de sus admisibles hábitos sociales. ¿La querrá más barata, preferirá que su proveedor monopolice el mercado? Y una segunda cuestión, se extendió el tipo, ¿la que corre en Dorrego también es responsabilidad de Aníbal Fernández como quiere mostrar Cambiemos? Que yo sepa el nuestro es territorio Radical desde hace 16 años... Usted me pregunta cada cosa mi amigo, le respondí, cada vez se viene más sagaz...

******

Se está por largar a llover don Sala, le digo algo cortito y al pié antes de que se largue: DNU como formato ejecutivo, saqueo sistemático por parte de las corporaciones, persecuciones políticas, papelones por doquier que hasta en el exterior sorprenden y los medios hegemónicos tratando de justificarle al oficialismo cuanta barrabasada realiza. ¿A esto se referían cuando hablaban de una república bananera?... ¿puede ser de otra manera ante la manada de gorilas que está tomando decisiones?, me dijo el tipo.... y así me dejó con la boca abierta y enrollando la manguera....

******

Detalle curioso don Sala, me dijo el tipo. Solamente sufre desprestigio el empleado estatal nacional o aquel que pertenecía a una gestión municipal o provincial administrada por el kirchnerismo y no sucede lo mismo con un empleado estatal que desarrolla su tarea dentro de los distritos hoy oficialistas. Llámese CABA o nuestro Coronel Dorrego. Como es mi caso o el del Presidente de la Juventud Radical local y reciente empleado municipal Luciano Ripoll. Parece que nosotros tenemos mayor jerarquía que por ejemplo Fernando Brizuela, reconocido artista y uno de los montajistas de más prestigio y experiencia del País, uno más entre los trabajadores despedidos del Centro Cultural Kirchner. Integró durante 15 años el equipo de montaje del MALBA, de 2001 a 2015. El año pasado fue contratado como jefe de montaje en el CCK. Recién hoy, 7 de enero, se dignaron a citarlo para comunicarle que su contrato, que venció el 31 de diciembre pasado, no fue ni será renovado, tal como tuve ocasión de leer en el face de la compañera Flavia Sangil, finalizó diciendo. Que quiere que le diga mi amigo, le respondí, algunos son más iguales que otros...

******

Un día muy, pero muy bravo, don Sala. Las noticias sociopolíticas nacionales son extremas, tristes, desalentadoras y vislumbran un peor futuro para el horizonte del trabajador asalariado y en consecuencia también del jubilado y del mismo modo alcanza al que es beneficiado con una asignación. Uno no sabe cómo contrarrestar externa e internamente tamaña carga de ignominia que estamos viviendo y sufriendo. Generalmente, por las noches, me vuelco a las artes. Lectura y música, mayormente me incluyo en los clásicos universales de la literatura y el blues. Hoy necesité algo más fuerte, y de la misma calidad. Hoy encontré la paz con lo mejor de AC/DC... Buenas noches...

******

Don Sala estos tipos en poco tiempo nos devaluaron el salario un 38% según estimaciones y nos endeudaron en 65 mil millones de dólares. La inflación está por encima del 50% anual. Además la deuda privada en dólares fue licuada y aumentada debido a la propia devaluación. En breve comenzará la compensación a los bancos. La quita de retenciones configuró el traspaso de aproximadamente 128 mil millones de pesos hacia los sectores más concentrados de la economía y a los exportadores en detrimento de los programas de inclusión. Y los cabezadeglobo chochos delante de Canal 13 mirando una saga de operaciones variopintas. Qué fácil, qué tiernos que son para la derecha. Eso sí están pipones que no está más 678. Si pudiera renuncio al municipio y me voy a vivir a Santa Cruz, me dijo el tipo.... Por las dudas, y viendo lo enojado que estaba no me atreví a discutirle nada    

******

Vio don Sala, a ningún gobernador o intendente del FPV que se alineó con el oficialismo se le elevaron causas judiciales ni se les hicieron operaciones mediáticas de ningún tipo. Tiene razón mi amigo, tal vez existan dos explicaciones a ponderar. Me lo aclara, don Sala. Si tiene tiempo le explico, no le llevará más de tres minutos. Lo escucho. ¿Unos mates? No don Sala, sus mates son de lo peor que he tomado en mi vida. No me ofende, estoy de acuerdo. Bueno, el tema es así. Por un lado puede que no existan denuncias mediáticas justamente por el hecho de que esos funcionarios del FPV se alinearon taxativamente y sin eufemismos al poder real alzando la mano a cuanto proyecto oficialista sea remitido, por caso Pichetto, Manzur, Closs, Bossio. Sería como operar en contra de los suyos. Y en un segundo plano la amenaza sirve para domesticar al resto de cara al futuro asegurando que nunca la mass media los molestará con operaciones. De manera que los que hasta ayer eran Tirios y Troyanos hoy comulgan sus acuerdos a la par que cuidan sus mutuos intereses, finalicé. ¿Y nosotros, y los pocos dirigentes que no se doblaron?, me preguntó el tipo. Como las botellas, le respondí, con el culo roto y tirados en una zanja.

******

La ficción y la realidad se hacen tantas concesiones que llegan a parecerse. El fascismo de cotillón triunfa nuevamente en el Pago Chico. Quién escribió esta porquería, me preguntó el tipo. Ellos le respondí...

******

Oiga don Sala, cómo puedo seguir el escrutinio local por la radio sin volverme loco con la calculadora, me preguntó el tipo. ¿Tiene computadora?, le pregunté. Sí, me respondió, la que le dieron en el cole a mi pibe. Arme una planilla de Excel combinando las celdas, hasta puede sacar de manera instantánea los porcentajes de los votos válidos, le respondí. Lo único que tiene que hacer es ir cargando los datos a medida que van llegando, el resto lo hace la planilla. De qué me habla, me cuestionó. ¿Tiene e-mail? le pregunté. Si don Sala. Dígame que se la mando y luego le explico...
Otra cosa. Me dijeron que no lo vieron en el cierre de campaña en el Club, me inquirió el tipo. Cómo corre el chisme, le comenté. Más allá de lo del viejo, Dorita cumplía años y quise hacerle unos mariscos con un champusito, que al final fueron dos, agregué. Pero el jueves si vamos a la sede de Coronel Dorrego. Si usted va, lo llevo, le propuse. No gracias, me respondió. Voy al Teatro Italiano, al cierre radical, no se olvide que soy empleado municipal, después en el cuarto oscuro hago lo que quiero... Hombre, lo llevo igual y lo dejo a un par de cuadras si no quiere que lo vean conmigo, le insistí. Me gusta la idea, después arreglamos, me dijo el tipo...

******

Cómo le va don Sala, me encaró el tipo. Leí por ahí que en la ciudad lo llaman El Guitarrero. Así parece le respondí. Me lo comentaron ayer cuando estuve por la radio. No se preocupe don Sala, tómelo para bien, en buena medida lo suyo es música al lado de los espantosos sonidos que emiten otros, sobre todo los gorilas. No es eso lo que molesta lo interrumpí. El asunto es que a uno le ha costado mucho esfuerzo llegar a cierto nivel de conocimientos, horas de lecturas, aprendizaje, vivencias e información, y no me parece justo que esos conocimientos se banalicen y más cuando la contraargumentación y la refutación están ausentes. Lo comprendo don Sala, debe resultar frustrante invertir varias horas diarias para hacer un texto, compartirlo públicamente sin ningún tipo de contraprestación para que luego venga un ganso con charreteras a tratar de minimizarlo. Mire lo que le pasa a Carlos Madera Murgui le mencioné. El hombre nos ofrece una página para pensar nuestra realidad todos los días, algo inédito en el Pago. No pone el audio de Mongobardi o Leucocito, Madera hace radio, no copia y pega. Tenemos la posibilidad de aprovechar como hábito esa enorme riqueza. Le pregunto ¿Quién valora tamaño esfuerzo intelectual?. La preocupación no es mantener ese extraordinario capital, la preocupación es la afectación de sus presupuestos dialécticos. Carlos debería ser el tipo con mayor cantidad de patrocinadores para que ese espacio no corra riesgos de sustentabilidad, incluso debería ser apoyado desde el municipio por sus aportes permanentes al pensamiento, sin embargo su vida periodística es un vía crucis repletos de incertidumbres. Pero no hay solución don Sala, me refutó el tipo. No se les ocurrió publicar un libro compilando sus editoriales para tener en claro y bien a la mano todo lo qué nos pasó a los dorreguenses en estos últimos años, me preguntó. La idea es buena le respondí. Pero creo que correría la misma suerte que nuestras exposiciones radiales. De alguna manera mi amigo, junto a Carlos, somos cronistas críticos de lo que mañana formará parte de la historia y Coronel Dorrego aborrece de la crítica y dudo que guste de documentar sus miserias, por las dudas tampoco se juega por sus noblezas. ¿Se dio cuenta don Sala que del otro lado nadie ensaya algo parecido? Parece que la derecha no tiene cuadros capaces de proponer pensamiento duro. Y es lamentable, le respondí. Sería muy interesante que el establishment apueste a movilizar el intelecto. Sospecho que como les va fenómeno no lo deben considerar necesario. No se caliente don Sala, siga con la guitarra, si le sirve le cuento que a mi sus partituras me gustan, no plagia tonos, y siempre algún acorde me deja pensando. Le agradezco su palmada le dije al tipo. Por supuesto que me sirve su opinión. Mientras exista en el mundo una sola persona a la cual pueda conmover con una editorial, un ensayo, un cuento, una poesía o una novela, valdrá la pena el intento. Ya sé, no me diga nada don Sala, el resto es cotillón. Usted lo dijo...

******

Para intentar parecerse a Yupanqui no hay que ser solamente riguroso y malhumorado, me dijo el tipo. Esto es lo de menos. Planteado en esos escasos términos, hay muchos Yupanqui dando vueltas por ahí. Tiene mucha razón mi amigo, le respondí, y luego agregué. Para asemejarse al maestro hay que tener su capacidad de trabajo, su dedicación al estudio del instrumento, su enorme talento creativo y su fabuloso compromiso con el arte nativo. Hay que tocar la guitarra y poetizar como él lo hace. Veo mucho tipo riguroso mal calificando el arte ajeno con escasos talentos personales, convencidos en ser lo que no son. Lo nunca mencionado es que Yupanqui era un tipo muy valiente desde lo social y lo político, característica que uno no percibe en estos rigurosos de ocasión, tipitos sumisos, correveidile municipal a la espera de un mendrugo y una selfie. ¿Sabe qué don Sala?. Me hacen acordar a esos escritores con pretensiones borgianas, tipos que antes de intentar escribir como Borges, primero se hacen antiperonistas.

******

¿Vio lo de Campanella llamando a votar al Pro me preguntó el tipo? Es que el kirchnerismo los empuja indefectiblemente a lo que realmente son, le respondí. Lo que más odian estos tipos del kirchnerismo es que no pueden seguir portando sus disfraces e hipocresías. Se acabaron los que decían testimoniar a través del arte las injusticias para luego terminar militando por ellas, se acabaron los que por dinero o clima de época se travestían de fervorosos combatientes en contra de la explotación cuando al final del recorrido apuestan por los Macri, los Magnetto y los Blaquier.. Se acabaron sus falsas ternuras de mercaderes con música de fondo, sus decires proletarios, sus fantasmas solidarios y subsidiados a favor de los pueblos originarios, sus compromisos con el planeta. Hoy la melodía es el kirchnerismo, y nadie duda. Cambiemos no es una melodía, todos sabemos que de fondo suena la marcha de los Marines, finalicé. Y Campanella está allí, don Sala.

******

Escribí un cuento don Sala, me dijo el tipo. Tiene un ratito, es de turf. ¿Le gusta el turf? No mucho, le respondí. Recuerdo que mi viejo jugaba de ojito y por el diario; eso es lo más que me acerqué al deporte de los reyes. ¿Lo quiere escuchar? Dele mi amigo, mire que hermosa mañana, vamos a sentarnos al andén de la estación  ¿Le parece?. Nos van a tomar por dos viejos trolos don Sala. ¿Y? le repregunté. Tiene razón, que se caguen, vamos…

“El Conservador” es un establecimiento que se dedica a la cría del pura sangre. No sólo es un activo participante de las competencias turfísticas nacionales sino que además también lo hace y con éxito fuera de las fronteras tanto a nivel deportivo como a escala comercial a través de un muy interesante intercambio dentro de lo que es la genética y la exportación de sementales. Fue entonces que en un gran premio Nacional su caballo insignia El Contador, cuyo mejor tiempo era de 1 38 20 la milla, se veía amenazado por un novel potro de una cabaña que hacía muy poco tiempo se había afianzado en el rubro. El Boga, del establecimiento “Justicia Social” había clavado 1 38 23 la milla y se rumoreaba que todavía no había llegado al techo de su evolución. Fue entonces que desde “El Conservador” diseñaron una estrategia que les brindara seguridades taxativas para triunfar habida cuenta que la carrera, como todos sabían, tenía una distancia de milla y media. Lamentablemente El Contador daba muy pocas confianzas en propuestas más extensas. Para esto no tuvieron mejor idea que colocarle sus chaquetas a dos ejemplares de sendos haras asociados. Desde “El Conservador” habían llegado a la conclusión que no era rentable sacrificar ejemplares propios. De esta manera El Gran Simulador del establecimiento “El Soberbio” y El Sindicalista del haras “El Gatopardo” iban a vestir los colores rojo y blanco del establecimiento “El Conservador”, pero con otro modelo de guarda. La idea era entorpecer la carrera de El Boga cruzándose en la pista, arreándolo hacia el exterior, en fin, haciendo todo lo posible para que El Contador no sufra ninguna sorpresa y así el haras “El Conservador” logre nuevamente otro éxito en un Gran Premio. Lo que hay que saber es que tanto El Gran Simulador como El Sindicalista eran dos matungos que no llegaban a 1 49 la milla de manera que nadie se explicaba las razones por las cuales los responsables del haras “El Conservador” le metían plata a las patas de dos caballos en derrota.  Sucede que pocos dentro del mundo turfístico daba crédito a estos dos caballos de manera que había que disimular un poco tratando de no ridiculizarlos poniendo algo de dinero sobre sus espaldas sobre todo si las chaquetas eran del mismo color. Hasta les pusieron los Jockey. Dos tipos duchos en las malas artes.


Terminó. ¿Qué le pareció, le gustó, don  Sala?

El cuento está bien armado, lenguaje atildado, es claro, pero ¿qué pasó, cómo terminó la carrera, hay una segunda entrega?

Se corre el domingo 25 y transmite en vivo La Dorrego… 

Incisivo lo suyo, léamelo otra vez, le pedí por favor al tipo… cosa que hizo de inmediato.. ¿Se lo puedo robar y colgar en el blog?, le pregunté. Faltaba más, me respondió, pero no me nombre, déjeme seguir siendo "El Tipo", tengo familia... No se preocupe le aseguré...

******

En política tener menos cintura que un pollo no es cosa fácil, me dijo el tipo. Sucede en Macondo, y aquí, en Coronel Dorrego.. Y luego me agregó: Un contador con 1000 vacas nos dice a los laburantes que somos caros y que por eso no hay inversiones. Quien representa a los trabajadores municipales y sus derechos asiente y reafirma la especie, mientras quien hasta hace media hora criticaba el conservadurismo oficialista participa de la orgía sin ponerse colorado.. Vio don Sala, lo del saco no era de vergüenza.. No tuve más que quedarme callado, el tipo había logrado una breve y concisa editorial con relación a la actualidad del Pago... Bajo una sonrisa cómplice le di la mano y seguí camino tratando de evitar que el viento me vuele el sombrero...

******

Cristina no es solamente una Presidente me dijo el tipo, y continuó. La Cristina es una “máquina política” que genera sucesos políticos, disparadores políticos, nuevos pensamientos políticos. Ha renovado las formas y los fondos de la política. Cualquier estadista medianamente considerado por la mass media internacional pasa su último año haciendo la plancha o en su defecto administrando sus aciertos y sus errores, acaso pidiendo disculpas. Cristina no. Cristina generó sobre lo generado, nos hace revisar lo revisado, pensar lo pensado, releer lo que escribimos, corregir varias veces lo que hemos corregido. Desafía nuestros prejuicios y juicios políticos, nuestros conceptos y preconceptos políticos. Por eso es amada con la misma intensidad que es odiada. Cristina es mujer compleja, es mujer sentipensante, es mujer indescifrable, y quizás ese odio descansa en el hecho que su relación con el pueblo no precisa de intermediarios ni de traductores, sabiduría popular si se me permite. Acaso en su descomunal figura de mujer política es en donde está cimentada, cual oxímoron, nuestros más cercanos temores, finalizó. No tuve más que hacer silencio y preguntarle dónde firmo..

******

Don Sala, mandaron a su parienta jujeña a juicio oral, me dijo el tipo. Era previsible, le conteste, la están buscando desde hace tiempo, no se olvide de lo de Velázquez y la operación que se mandaron acusando a la Tupac, sobre todo ese impotente político de Morales. Pero es por una boludez, insistió el tipo. Un soberana boludez que data del 2009, un par de insultos y unos huevos que le mancharon el traje al inservible, atributos que por supuesto Morales no tiene y dudo que en estas épocas algún Proradical tenga, sentencié. Señorita, señorita la alumna Sala me dijo zonzo, me interrumpió el tipo. Algo parecido le respondí. Pero hay que ser más vivos que ellos, continué. El juicio es por agresiones, amenazas e intimidación publica, le informé. Si leí, ve que le doy pelota don Sala. Pero el juicio no es por eso, seguí, el juicio es por las 10.000 viviendas, es por la inclusión educativa, cultural y social, es por la representatividad, hoy el colla tiene una porción de Patria, su porción de Patria, como la tiene usted y yo, esa que antes le era usurpada por tipos como Morales, y eso se debe a la lucha de un pueblo que dejó de ser timorato y encontró una líder indomesticable. Como decía el Tano Porchia, lo indomesticable que tiene Milagro es lo bueno, afirmé. ¿Porchia? me preguntó. Olvídelo le respondí. Antes le dije que hay que ser más vivos que ellos, ¿se acuerda?. Si. ¿Sabe a qué me refiero? No sé a qué apunta don Sala. Nunca hay que calentarse en política y más cuando el poder real todavía descansa sobre las corporaciones. La misma justicia que deslinda de responsabilidades por “La Noche del Apagón” a Blaquier, propietario del Ingenio Ledesma, es la que le exige a Milagro ir a juicio oral. Observe la magnitud del dislate en cuanto al concepto de justicia. Es más, le cuento que Milagro aceptó buenamente el error cometido y estaba dispuesta a una "probation". Sin embargo la quieren presa, como nos quieren presos a todos aquellos que discutimos y confrontamos contra los intereses de los poderes concentrados. ¿Y ahora don Sala? Nada mi amigo. Irá a juicio, la pena no será pequeña y servirá como efecto político. ¿Y la Corte Suprema?..me preguntó el tipo.. Pregúntele a Víctor Hugo le respondí…. Los que debe estar contentos son Chalde y los pibes de la Juventud Radical de Coronel Dorrego, me gritó de lejos el tipo. Supongo, ya demostraron qué clase de gente son, finalicé…

******

¿Qué me dice don Sala que Scioli no debate? me preguntó el tipo. Mire le respondí. Más allá de todas las políticas inclusivas que motorizó el kirchnersimo y con las cuales la mayoría está de acuerdo, le cuento mi historia personal. ¿Tiene tiempo? Dele, lo escucho, me respondió. Le cuento: En el 2005 logramos junto a mi compañera reincorporarnos al sistema luego que en el 2002 quedamos afuera de todo. Ella como docente en la escuela secundaria que se inauguró en Guisasola y yo me puse una pequeña Ferretería. Pasados los años vendí el negocio y me ofrecieron un puesto como asesor contable y agente de control de gestión en una Pyme local. Sin prisa pero sin pausa hemos mejorado nuestra situación a tal punto que pudimos adquirir un auto modelo 2007, mejorado notablemente la casa y tener una moderada capacidad de ahorro. No pasamos trastornos insalvables y tenemos la posibilidad de salvar cualquier contingencia que se nos presente. ¿A usted le parece que me puede importar si Scioli va o no va a debatir luego de lo que le conté? Y como nosotros hay millones de familias en la misma situación. Creo que hay que ser muy estúpido para poner el carro delante del caballo ¿no le parece? ¿Sabe qué pasa? Los medios han logrado imponer que el cotillón es más importante que el cumpleañero. Pare don Sala, interrumpió el tipo, no lo entendí. Simple mi amigo, continué. Lo aleatorio sobre lo importante. Y qué es lo importante. Cómo estábamos en el 2003 y cómo estamos ahora. El resto pertenece al manual de zonceras de Jauretche. Ya sé, no me diga nada Sala, otro libro que me recomienda leer. ¿Qué, todavía no lo leyó? le respondí....

******

¿Qué le pareció el debate en Oriente, don Sala? me preguntó el tipo. Básicamente me aburrió. No me agregó elemento alguno a lo que ya sabía, le comenté. ¿Barcelona? insistió. Me parece que fue el único que le puso un poco de pimienta y mostró otro proyecto de distrito. Los otros tres, alineados, hicieron antikirchnerismo puro, respondí. Me está diciendo que Fortunato y Segurola le hicieron la logística al oficialismo. Usted me dice que para lo único que están es para sacarle votos al FPV, agregó. Eso lo dijo usted le aclaré. En política hasta eso es válido, y continué. Lo que no quedó duda alguna es quienes responden al estatus quo vigente y quien desea otro modelo para Dorrego. Entonces el debate sirvió, se extendió, En ese sentido le doy la derecha y nunca mejor aplicado el término, finalicé. Mañana hablarán del tema con Madera. Supongo. Mándeme un saludo radial... Si me acuerdo.... dele don Sala, no sea amargo, al final le voy a tener que dar la razón al chusmerío....

******

Al ser un Cristinista duro me cuesta mucho aceptar determinadas limitaciones intelectuales y políticas que indefectiblemente el futuro nos tiene preparado, me dijo el tipo. Deberé esforzarme para entender que nada será igual, simple y sencillamente. porque no puede serlo.

******


No me interesa ninguna clase de debate mediático, me dijo el tipo enojado, sólo me importan los debates políticos. Por eso no hay mejor debate que aquellos que se realizan dentro de los cuerpos legislativos. Allí vamos a encontrar la dialéctica y la praxis conforme las diferencias. Para saber que piensa Macri no necesitamos más que revisar como votaron sus legisladores las distintas leyes. Lo mismo ocurre con Massa y con Scioli. De manera que los debates televisivos solo le sirven a los medios y a algún sofista blindado con capacidad de repentización. Gobernar no es debatir, gobernar es tomar decisiones. Veo mucha gente confundida al respecto asumiendo que el debate político es un simple tête à tête con un auditorio pasivo que luego califica según empatías o antipatías.

******

Qué me dice de lo de Niembro y Amadeo me preguntó el tipo. Está contento no ?. Porque habría de estarlo le respondí. Y es una manera de compensar con lo de Boudou, insistió. Qué tienen que ver un par de rateros con una persona que efectuó una movida política para impedir que la impresión de papel moneda caiga en las manos de un monopolio privado, contesté. Estoy seguro que en el medio de esta movida hubo cosas oscuras, agregué, tan oscuras como lo son cada uno de los intereses que están en juego, pero como dice Sartre, no se puede derrotar al mal sino con otro mal. El fin justifica los medios me reprochó el tipo. En política, en ciertos casos, si. No se olvide que Lincoln sobornó a 12 legisladores republicanos para derogar la esclavitud, le aclaré. Pero al final qué me dice Sala de lo de Niembro y Amadeo volvió a preguntar. Nada, le reiteré, no es lo que más me incomoda. Ratis hay en todos lados. Lo más jodido del PRO es que para ellos sobramos por lo menos 10 millones de tipos…

******

¿El fin de las cosas es su perfección? me preguntó el tipo. No me parece le respondí. Fíjese que la muerte es el fin de la vida, entonces la muerte es la perfección de la vida. Esto sucede cuando llegamos a conclusiones falsas muy a pesar de exponer premisas verdaderas. Mire mi amigo, para aquellos que tuvimos el placer de ensuciarnos “en el barro” de la lógica formal sabemos que los valores de verdad de las premisas y las conclusiones están dados tanto en el campo de la inducción como en el mundo de la deducción. El Principio Lógico de Identidad, El Principio Lógico de Contradicción, El Principio Lógico del Tercer Excluido, Principio de la Razón Suficiente, constituyen una mecánica que es imposible soslayar si deseamos llegar a conclusiones certeras. José Antonio Marina, autor de Teoría de la Inteligencia Creadora nos dice: La Razón no es una facultad especial: Es un proyecto de la inteligencia decidida a saber si hay evidencias más fuertes que las privadas, a evaluarlas y aceptarlas. Por eso sostengo que lo que existe es una inteligencia racional capaz de autodeterminarse. Ese proyecto se concreta en un sujeto universalizado por la razón, dispuesto a plegarse al argumento más poderoso o ante el valor más alto que no sería sino la mayor posibilidad pensable. La inteligencia se define por sus proyectos y que el proyecto de mayor envergadura será el de un sujeto inteligente o de una vida inteligente. No entendí ni mierda, mejor vengo otro día, me dijo el tipo…

******

¿En qué está pensando don Sala? me preguntó el tipo. Estoy preocupado le respondí. Le pasó algo en la casa, al viejo, se preocupó.  No mi amigo, es otra cosa. Lo escucho, insistió. Sucede que al ir observando las insolvencias intelectuales y los quebrantos políticos de los postulantes en danza, cuántos compatriotas se deben estar replanteando aquel exitoso sofisma de la alternancia que se instaló en el 2013 para impedirle a Cristina ser nuevamente candidata. "Un sentido común rotatorio y mass media nos privó del sentido inteligente que implica tener un cuadro político de excepción al comando de la nave". La "turnocracia" le ganó la batalla a la política. De manera que luego no nos sorprendamos si terminamos encallados en las mismas rocas del pasado. Algunos de los que se postulan conocen dichas rutas y la manera más corta para llegar rápidamente a tan triste destino, finalicé. Coincido don Sala, después la seguimos, me dijo el tipo..

******

Sabe qué don Sala, me dijo el tipo: Yo soy kirchnerista porque el gobierno me paga. Y claro que me paga y me siento bien pagado a pesar de que me considero un tipo caro. Me paga con educación pública y gratuita para todos en los tres niveles, con salud pública y gratuita, con paritarias y convenios colectivos, con el combustible que antes me escatimaban, con niveles de empleo cercanos a los históricos, con un sistema jubilatorio integral en donde nadie queda afuera, con un sistema de asignaciones que cubren las necesidades de los sectores más sensibles, me está dando poco a poco mejores ferrocarriles, me está dando la posibilidad de tener soberanía energética, me está dando cosas muy, pero muy caras, enormemente caras, que impactan fuerte y onerosamente en el presupuesto. Cómo no ser kirchnerista si soy exigente en mis peticiones y deseos. Por supuesto que le voy a seguir pidiendo que me pague, porque aún falta mucho por hacer. Fueron varias décadas en la cuales no sólo no me pagaban sino que además se la llevaron toda. Que el equivalente de un PBI "actual" íntegro esté en el exterior habla de lo que nos sucedió...

******

Me revienta el asistencialismo me dijo el empresario de una Pyme, me cuenta el tipo. No puede ser que la gente vote a tal por cual porque le dan un plan o un subsidio, o una garrafa, o una chapa para el techo. ¿Y vos a quién vas a votar? le pregunté. Al que me asegure que voy a estar bien y que voy a ganar guita, pero que me lo demuestre desde ahora. ¿Cómo le repregunté?.. el empresario prefirió cambiar de conversación, finalizó el tipo. Lo felicito mi amigo, le dije..

******

Déjese de patear hormigueros y nidos delicados me dijo el tipo. Ahora se metió con las licencias políticas de los docentes y que 5 minutos antes de jubilarse vuelven luego de 20 años a sus cargos para gozar del 82%. Sabe una cosa don Sala, en ese inciso no hay oposición ni oficialismo, están todos de acuerdo. Se gana enemigos al pedo. Sé que lo suyo es principista, pero olvídese, es una verdad que a nadie le interesa. Es como cuando su amigo le habló de esa cueva financiera que existía en su pueblo. Formato ilegal cobijado por el poder, enclave céntrico que utiliza toda la sociedad sin distinción de ideologías ni adhesiones...

******

Don Sala, conozco gente en el Pago (y no son pocos) que putean al Estado porque tienen que aportar anualmente 2% en concepto de ganancias y 2.25% en concepto de IIBB, pero muestran suma devoción y respeto por el cuevero que les saca el 10% a 30 días para cambiar un cheque, por un stand by o lo que sea... Yo diría que luego le exijan a ese cuevero que haya insumos en los hospitales, que arregle las rutas, que haya infraestructura educativa, razonó le tipo

******

Una frase muy utilizada por la antipolítica y que tiene que ver con un "deber ser" social pseudohonestista es: "Yo no estoy aquí por el cargo". Pues a mi entender no es sino por medio de los cargos que uno puede plasmar sus paradigmas políticos a través de la acción concreta. Sin cargos no hay toma de decisiones, sin toma de decisiones es imposible desarrollar políticas. Considero que dicha frase tiene la intención de conspirar en contra de la praxis política y vestirla como mero testimonio más allá del intento de licuarla relacionando al cargo con su contraprestación salarial. ¿Cómo voy a modificar la realidad de mi pueblo sin el poder que me otorga el cargo? La praxis política es toma de decisiones, finalicé. Pero es lógico lo que usted dice, me dijo el tipo.

******

Esto de tener poco mundo tiene sus desventajas, me dijo el tipo. Hoy me acabo de enterar la razón por la cual la ropa femenina y la masculina tienen cambiados los ojales. Resulta que siglos atrás las personas que diseñaban los atuendos lo hacían en ámbitos burgueses. En dichas clases el hombre se vestía solo y la mujer era usualmente asistida por cortesanas o doncellas. De manera que para hacerle más sencilla la tarea a estas se adaptó ese inciso bajo reglas diestras. No olvidemos que hasta hace un par de siglos atrás ser zurdo era poco menos que un signo de herejía, completó. Vaya cuestión, igual que hoy, le respondí, gracias por la información, no lo sabía…

******

Don Sala, un distrito no es un comercio ni una empresa que debe arrojar superávit me aseguró el tipo. Y, le agregué, tampoco se encarga de tener equilibradas las variables macro económicas ni Bancos Centrales por los cuales responder llegado el caso, tampoco atiende ni debe atender a temas de balanzas comercial, me refiero a importaciones y exportaciones. Y menos cuando la gente que vive en él tiene necesidades insatisfechas, servicios esenciales magros y una ausencia notoria de políticas productivas e inclusivas genuinas. En mi opinión un gobierno distrital que termina la gestión con un balance provechoso y una sociedad pauperizada a la cual no se le cumplieron en tiempo y formas demandas y acreencias debe ser castigado electoralmente y del mismo modo como si hubiera robado, sentencié. Por supuesto interrumpió el tipo. De hecho nos robó el presupuesto, nuestro presupuesto. Un distrito rico que excluye es un distrito injusto, es un distrito en donde la perversión de la política es una decisión institucional. Así es, le respondí…

******

Qué votará el Sciolizorzanismo dorreguense, me preguntó el tipo: ¿Scioli-Reyes o Scioli-Barcelona?. Me refiero puntualmente a los peronistas que trabajan en la municipalidad y que los tienen agarrados con contratos precarizados. Y por qué no, también incluyo a los compañeros que proveen al municipio y temen con perder sus acuerdos. Después escuchamos a los radicales criticar a los feudos lejanos cuando están pisando uno. Complejo el tema, el PJ local debe trabajar muy mucho con estos compañeros para que entiendan que no sólo no van a perder sus estatus, sino que además van a formalizarse debidamente sus derechos para que no queden sujetos a emplazamientos siniestros por parte de nadie de cara al futuro. Chi lo sa, le respondí.

******

Vio don Sala que para hacer informes sobre la desigualdad y la pobreza en el mundo nunca le muestran el egoísmo, el ostento y la riqueza de los que la provocan, esto es, nunca le muestran las millonarias miserias del capitalismo. No es casual, mi amigo, no es casual.

******

"Usted sabe don Sala que en un distrito cercano hay una cueva, me dijo el tipo. Lujosa, un rancho de puta de madre en pleno casco urbano. Allí se cambian cheques por un diego, se presta guita bajo la usura, se cambian dólares blue, y se hacen todo tipo de operaciones de lavado y dinero negro. No me diga, le respondí. No sabía, cuente, cuente. Mucho más no le puedo decir porque usted es medio buchón y su blog se lee en toda la región, se reservó el tipo, y de alguna manera quien más quien menos todos lo necesitan porque la economía negra, la elusión y la evasión domina la contabilidad del lugar. Pero no me deje con la espina le insistí, Calcule, continuó, que esta cueva se la puede considerar como el tercer Banco de la ciudad abajo del Nación y el Provincia. Laaa mier... Pero eso tiene que tener apoyatura política, le pregunté. Por supuesto y para eso no hay nada mejor que tener a varios contadores dentro del partido gobernante como socios que hagan la vista gorda más allá de utilizar sus servicios financieros. Sabe qué don Sala, son los mismos que después hablan de la corrupción del gobierno nacional en el cable y las radios locales. Por eso usted se queja pero en el fondo lo envidio, esto en Dorrego no pasa...

******

Desde el prisma eminentemente personal nunca le voy a terminar de agradecer a este proyecto político el haberme dado la posibilidad de reconocer la cantidad de hijos de puta, mitómanos, golpistas, mentirosos, falaces, cobardes, hipócritas, que me rodeaban y que consideraba buena gente por el simple hecho de que las cuestiones importantes de la vida y del humanismo nunca habían estado sobre la mesa de debate. La banalidad del mal en su más fina esencia. Ellos eran y son Videla, con disfraces que ya no pueden volver a usar... Quieren y rezan por nuestro exterminio. El problema es que están enojados con la democracia porque les disgusta el sistema de mayorías. En lugar de presentar una alternativa política pretenden socavar al sistema, le dije al tipo. Se vino con todo don Sala, me dijo el tipo.

******

Lo de Nisman y las cuentas en el exterior es terrible, me dijo el tipo que le dijo un tipo. Y yo marché por este corrupto. Cómo le pude creer a una persona que se estaba cagando el presupuesto de la fiscalía como el mejor. Un vulgar ladrón que seguramente respondía a múltiples intereses, tan corruptos como él. Ahora me explico lo de la denuncia contra la “shegua”, porque en esta te doy la razón, Nisman era de lo peor y seguramente en su muerte tuvo que ver su entorno, ya sea vía homicidio o suicidio inducido por su desesperación, pero para mí la “shegua” sigue siendo la “shegua”... El tipo se fue contento, se sacó de encima una vergüenza al mismo tiempo que conservó intacta su pus interna... Esta noche se sentará delante de la tele con el estómago vacío para digerir lo que Lanata le sirva. Hizo bien en no masacrarlo, le dije al tipo..

******

Don Sala, tengo un cuento, me dijo el tipo. Venga, entre a la oficina, preparo unos mates y me lo cuenta, le insistí. Yo paso, me respondió…

Coronel Dorrego - Año 2050

- Abuelo, toda la vida fuiste Radical?

- Si mi querido. La boina blanca, Além, Yrigoyen, Illía, Alfonsín.. los principios éticos y republicanos... Justamente cuando me tocó gobernar el distrito lo hice bajo esos principios

- Pero acá en la caja en donde guardas tus recuerdos políticos veo una boleta del año 2015 en donde tu imagen acompaña la foto de Mauricio Macri. Y según dicen los libros de historia de la escuela este político fue uno de los grandes beneficiados cuando el pueblo se empobreció más allá de haberse presentado en esas elecciones doblemente procesado por el mismo delito que le costó la presidencia a Nixon.

-No tenés que hacerle las compras a tu madre o ir a entrenar, mi querido

- No abuelo. Tengo toda la tarde libre

- Qué alegría

- Dale contame. Cómo pudiste hacer esto si toda la vida hablaste de ética 

- Es que no teníamos otra alternativa para ganarle al Kirchnerismo.

- Pero si no le podían ganar en elecciones libres quiere decir que el kirchnerismo estaba haciendo las cosas más o menos bien 

-Si, es cierto, pero nosotros considerábamos que las podíamos hacer mejor

- Con Macri?

- Esa era la idea

- Ahora si abuelo. Guardo tu caja y me voy a la casa de Néstor. ¿Sabés porque Néstor se llama Néstor y su hermana menor se llama Cristina?

- Lo sospecho. 

- Viste que nadie se llama Mauricio por Mauricio y nadie se llama como vos por vos

- Si lo sé, nene

- Bueno, me voy abuelo.. pero antes te pongo un par de troncos en la salamandra. 

-Haceme un favor, antes de cerrar la caja separá esa boleta y tirala al fuego. No, mejor dámela, yo la quiero tirar... aunque es demasiado tarde para lágrimas... 

- Como quieras. El otro día la maestra nos dijo que del ridículo no se vuelve. Sabés qué pienso, Abuelo, que no se vuelve de muchos lados, sobre todo cuando uno toma decisiones importantes en la vida motivado por el odio, cuando sos rehén de la maldad. Aunque te haya dolido menos que les salió mal la jugada

- Dame la boleta, el fuego purifica

- No siempre abuelo, no siempre

- Andá nene, andá que Néstor te espera...

******

¿Vio don Sala?, me cuestionó el tipo. Los comerciantes de Coronel Dorrego, muchos de ellos neoliberales, votantes de la coalición UCR-PRO piden proteccionismo al Estado Municipal para evitar que se instalen supermercados chinos o equivalentes tipos ferias. La bipolaridad política y económica al palo. Hay que liberalizar todas las variables, excepto cuando me toca...

******

Cuatro días en Buenos Aires es un excelente ejercicio para valorar a nuestro Pago Chico, aún a pesar de la desidia de quienes nos gobiernan... Me permito imaginar un Coronel Dorrego desde otro lugar, tomando decisiones políticas tan arriesgadas como originales, apostando a la juventud, dándole luz a un sitio cuya lugubridad sorprende al pasajero y al visitante... Con relación a cualquier gran urbe tenemos muchas cuestiones en las cuales no detener nuestra atención, es una pena que hasta ahora no hayamos invertido ese fabuloso capital - el tiempo - en pensar y dar ese salto de calidad que tanta falta nos hace, le dije al tipo..

******

Son las 10 y 25 de la noche. Leo La Dorrego. Me meto en la nota en la que fui incluido por un anónimo. Leo los comentarios. Tienen todos razón: Soy puto, negro, comunista, judío, petardista, pelotudo, intelectualoide y kirchnerista. Todos los preopinantes son mejores personas y más inteligentes que uno. Ya estamos de acuerdo en esos puntos ad hominen. Ahora bien espero ansioso refutaciones y disparadores con relación a los argumentos políticos expuestos, le dije al tipo. Espere sentado don Sala, me dijo..

******

Me causan gracia y pena aquellos periodistas que hoy devenidos en funcionarios se quejan por lo mismo que antes hacían, me dijo el tipo: Esto es, editoriales y notas de opinión subjetivas sobre los fenómenos sociales y políticos. Pero dentro de este grupo más gracia y pena me causan los que supuestamente montados en una sospechosa superioridad moral desean imponer condiciones a partir de sus fueros, descalifican y humillan a esos que hoy expresan sus subjetividades. Recuerdo cuando alguno se cobijaba bajo las faldas de la libertad de expresión cuando los funcionarios afectados por esas críticas salían a refutarlo. No cuenten conmigo, me la banco solito, no pienso ponerme bajo las faldas de esa manipulable prostituta llamada libertad de expresión. Provecho, le respondí

******

Cómo le va don Sala, me dice el tipo. Bien, aquí me ve, pelando el siempre verde, le respondí. Le cuento una cortita, me preguntó. Dele lo escucho, de paso descanso un rato de la tijera. Viene uno del Barrio de los Rusos y me dice: Che, no parecés kirchnerista. Sos honesto, solidario y respetuoso. A lo cual le respondí: Sin embargo vos si sos es fiel reflejo de un opositor. Estigmatizas y sos prejuicioso. Le crees más a los medios que a tus afectos y encima te molesta que esos afectos sean felices.. De manera que me parece interesante que te metas un elogio que no es tal en el culo. Si vos pensás que un kirchnerista es deshonesto, egoísta e irrespetuoso, pensalo de mí también porque según tu criterio lo sería, y te vas a dar cuenta cómo gracias a tipos como vos se construye una mentira basada en el odio, cuestión de la que difícilmente hay retorno. Excelente respuesta mi amigo, le respondí.

******

¿De qué hablan los candidatos en sus spot de campaña cuando afirman eso de recuperar los valores, don Sala? ¿A qué valores se refieren? ¿Qué valores había en el pasado, superiores a los actuales?, me preguntó el tipo. Volver acaso a los valores del 2001 y 2002, le respondí. Volver a los valores de los 90 tal vez, regresar a los valores especulativos e hiperinflacionarios, al de los indultos, el punto final y la obediencia debida, recuperar los valores de la dictadura, los de la proscripción, los de la triple A, los de la revolución fusiladora, del poco respeto al contrato democrático... Estoy de acuerdo con usted, dije al tipo. Sería interesante que aclaren a qué valores se refieren, porque si repasamos el listado nunca tuvimos una democracia tan vital y elevada como durante el kirchnerismo.

******

Don Sala, no se le entiende nada cuando escribe y menos cuando habla, por eso todo lo que dice y escribe a mi no me sirve, me recriminó le tipo. A veces creo que usted nos está cargando. Tiene que hablar más fácil. Por eso fracasa todo lo que hace en el pueblo, le gente le escapa. A lo cual le respondí: Hagamos un trato entonces, esforcémonos los dos porque quiero que me entienda y demostrarle que no lo estoy cargando. Tal como me recomienda voy a reducir mi lenguaje en cuanto a términos, sinónimos, construcciones literarias, figuras retóricas, licencias y citas en un 90% y usted léase el 10% de los textos que llevo leídos en mi vida... ¿Le parece justo?. No hubo acuerdo. Antes de irse, el tipo me dijo que yo lo quería aventajar, fue inútil tratar de convencerlo que desaprender es mucho más complicado que aprender.

******

Déjeme contarle una historia le dije al tipo. Será un placer don Sala. Hace poco más de 25 años, en pleno auge menemista, estaba yo compartiendo una larga mesa en donde se festejada el cumpleaños de un ex amigo que compartía conmigo encuentros futboleros. Digamos que caí allí no tan de casualidad. Por entonces la discusión política no formaba parte del debate. Eran tiempos en donde la adolescencia ya comenzaba a extenderse demasiado y un tipo cercano a los treinta, de clase media urbana, era poco menos que un pelotudo con carnet. Durante esa semana yo había asistido a la multitudinaria marcha en contra de los indultos. 250.000 hombres y mujeres en las cercanías del Congreso que nunca fuimos visibilizados por la mass media. De pronto y ante mi sorpresa uno de los comensales, justo el que tenía delante, sacá el tema y entre asquerosas risas afirmó: los milicos se quedaron cortos, a esos tipos que salieron el otro día hay que matarlos a todos. Digamos que no pude aguantar la tentación por más que con su pareja, una morocha descomunal, nos habíamos cruzado miradas inquietantes durante toda la cena. Al instante tomé mi cuchillo por el filo para que lo tome por el mango y le propuse que comenzará él con la tarea. El silencio hizo el resto. No te atrevés le pregunté... el tipo sonrió incómodo. Dejate de joder me dijo.. Es tu oportunidad de que cumplas tu deseo, le respondí. No rompás las bolas Salita me grita otro, siempre arruinando todo con esas historias que a nadie le importan. Me levanté lentamente y me fui, no sin antes lamentar que la descomunal morocha, que durante toda la noche jugueteó con su tenedor, con su boca y con mi soledad se quedó sentada al lado de ese tremendo hijo de puta.

******

En Coronel Dorrego predomina cierta adolescencia política cuya plataforma es la antipolítica, don Sala. Cualquier crítica es tomada como algo personal y se la asocia con la soberbia. Resulta que no podemos ni debemos decir nada porque eso hiere susceptibilidades. Pues hay que dedicarse a otra cosa entonces. Es lamentable que ese discurso haya tomado cuerpo. La política es conflicto y consenso. No puede arribar a un consenso si no se parte de un entrecruzamiento de ideas que chocan buenamente. No hay que tenerle miedo a las palabras, ir de frente siempre ha sido buena señal, hay que tenerle miedo a esos candidatos que nunca expresan lo que son y cómo piensan sobre temas sensibles, finalizó. Sabe qué, lo interrumpí. Los que miden lo hacen por sus silencios, los que se juegan no miden porque se juegan y dicen lo que piensan. Cualquier similitud con una sociedad hipócrita es pura coincidencia. Acaso sea la fórmula para erigirse en Dorrego, ser neutral en todo. La política es política, después tomamos un vino cuando quieran, pero no me van a callar cuando veo que más allá del marketing y la verborragia mediática hasta ahora no se ha visto absolutamente nada de política concreta. Tengamos paciencia me aconsejó le tipo.

******

¿Por qué será que nuestros políticos tienen escasa vocación ensayista?, me preguntó el tipo. Vale decir, valorar esa vieja costumbre por documentar en un texto sus ideas fuerza, sus percepciones, sus contradicciones y sus conclusiones sobre los distintos tópicos de la contemporaneidad. Se me ocurre inferir que sobran gestionalistas y faltan pensadores políticos dentro de la real-polítik o en su gran mayoría han decidido terciarizar la tarea, le mencioné. Los casos excepcionales tampoco son muy valorados por sus pares y por la sociedad en su conjunto. Se me ocurre pensar en Eric Calcagno por ejemplo. Dirigentes que a la par manejan una prosa atildada y contundente. Perón fue un tremendo ensayista, y don Oscar Alende, Cooke, Ortega Peña, agregó el tipo…

******

No hay nada que hacer don Sala, el político capaz, el buen político, es aquel que nunca se enoja, es aquel que debido a sus fortalezas argumentativas no se mueve ni pueden moverlo del eje central de la discusión, es aquel que no va a ser embaucado por la provocación, es aquel que todo eso lo practica con el adversario sin que este se percate, es aquel que en definitiva impone el sentido inteligente a favor de sus convicciones mientras los demás están muy entretenidos con el sentido común.

******

¿Le puedo leer don Sala una breve nota que le escribí a Cristina hace un tiempo? Me preguntó el tipo. Por supuesto, le respondí. “Después de un hermoso matrimonio de 12 años, empezamos a dormir espalda contra espalda, cada vez hablábamos menos, acaso me dijiste "vos vas elegir lo que te va a suceder" y resulta que no me diste opciones. Te quiero mucho y lo sabés, pero la cosa se ha puesto espesa. Tus nuevos amigos, empilchados a tono, no me caen bien, encima ni respetan nuestra historia común. Me sedujiste, me convenciste con caricias que pasado el tiempo uno ha empezado a extrañar. Creo que lo mejor es que cada uno siga su camino. Seguramente te va a ir fenómeno sin mí y yo volveré a ser derrota, como lo fue siempre, pero que va, mis caprichosas convicciones me lo demandan. Por supuesto que voy a respetar, aceptar y acatar tu decisión, de hecho nunca dudes que voy a estar a tu lado cuando me necesites. Jamás te haría un feo y menos te traicionaría.

******

Las suertes que la vida me ha regalado, le dije al tipo. Como en toda suerte ni siquiera cabe la responsabilidad. Por suerte no soy periodista, de manera que nadie va tomar en serio mis pensamientos, análisis, informaciones y menos aún seré invitado a tediosos encuentros que apenas finalizados quedarán en el olvido. Por suerte no soy escritor. Por eso mis novelas, cuentos y poemas no tienen la obligación de llevar el fatigoso peso de una firma sospechosa. Si uno se choca casualmente con alguno de ellos no se verá forzado a saber quién es el autor. Además uno se ahorra vida al no sentirse parte de tertulias y convites en donde generalmente la literatura queda a un costado, como en estado de espera, hasta que vuelva a recuperar su rol fundamental. Por suerte uno no es inteligente ni sagaz, cuestión que me permite obtener licencias de modo no molestar a mis cercanos y lejanos con postulados fundantes y frases de almanaque. Por suerte no tengo ni la ambición ni el desvelo de superarme y menos aún de superar a mis linderos. Por suerte no estoy en ningún listado cuando de valorizaciones se trata. Por suerte nadie cuenta conmigo en su imaginario. Es una excelente forma de no defraudar y a la vez le permite a uno dar la sorpresa inesperada sobre algún inciso no pensado. Por suerte no me esfuerzo por agradar. En ocasiones dicha carga conlleva cierta dosis de hipocresía que lacera, y mucho, a medida que los años avanzan. Por suerte ni el deber ser, ni ser políticamente correcto, cuentan en mi vademécum.  Por suerte no creo en supersticiones. El amor para toda la vida, el amigo incondicional, la verdad revelada, la credibilidad, los pueblos nunca se equivocan, el hombre es bueno, el olvido, la memoria, Dios existe, Dios no existe, la existencia de los imprescindibles, la vida es muerte que viene, la muerte es vida vivida o que cada día que pasa nos parecemos más a ese cadáver que alguna vez seremos. De todas maneras llevar las maletas cargadas con semejante fortuna es el precio que uno debe asumir y pagar para tratar de ser, como decía el recordado Osvaldo Ardizzone, un hombre común, sin aspiraciones extraordinarias ni ordinarias, de ser una persona fácil, sin limitaciones formales, sin que pese el veto o la aprobación exterior, sin ser invasor ni ser invadido, de ser feliz de a ratos, de hacer feliz de a ratos...

******

En la Delegación se comenta que hay bronca entre Reyes y Zorzano, me dijo el tipo. Y esto, continuó, se debe a dos cuestiones. Primero a la disputa interna que hay en función de la tropa, los que se van y los que siguen. ¿Cómo anduvo el cierre de ayer en el centro de jubilados?, le pregunté. Poca gente del pueblo, muchos de Dorrego para hacer bulto, me respondió. Y segundo parece que Reyes quiere reponer los Leones que sacaron de la plaza, pero el agrogarca que los tiene no los quiere devolver. Vio don Sala, los radicales siempre andan con temas importantes entre manos. Me deja mudo, le respondí, pero no se preocupe, la sangre nunca llega al río,  ellos no tranzan, consensúan… 

******

Hice una encuesta don Sala, me dijo el tipo
Don Sala, cuánta cantidad de gente consultada se necesita para considerar que una encuesta es sería, me preguntó el tipo. Depende le respondí, aquí en Guisa con 50 tiene una buena aproximación, sería más o menos el 7% del padrón. Tengo una de 78, me aseguró. Mejor, estará llegando a más del 10%. Ojo, le aclaré, esa muestra debe ser heterogénea en cuanto a edades, nivel de estudios y profesiones, y sobre todo cubrir por completo el campo social existente. Usted sabe don Sala que yo me muevo mucho más entre radicales que entre peronistas sin embargo me gustaría mostrarle los números. Espere, espere, espere, no nos apuremos le pedí. Qué preguntó y cómo preguntó. No hice nada de eso me respondió. Fui anotando los datos a medida que hablaba con la gente. En la delegación, en el club, en lo de Mochi, en fin, en todos aquellos lados a donde suelo ir. Sabe qué don Sala, si voy y pregunto de forma directa me pueden mentir u ocultar tomándome por botón, así que desde hace una semana estoy recabando información basado en charlas distendidas y al paso, con mis vecinos, amigos y compañeros de trabajo, como hago con usted. Entiendo que me incluyó entonces, le retruqué. Por supuesto, voto cantado. Yo no soy como usted don Sala, a mi me quieren todos; no se enoje, es una broma. No, si no me enojo, tiene razón, le respondí. Lo escucho, que le dio la encuesta. Le aclaro que es gente de Guisa nomás, me volvió a reiterar el tipo. Le cuento que Barcelona obtuvo 33 votos, Reyes 33, Segurola 9, y Fortunato 3. Pasé los datos a la planillita que usted me mandó para llevar el escrutinio. No me joda que no estoy para bromas le dije. Es serio el estudio don Sala, me volvió a asegurar el tipo. Y no tiene votos en blanco e indecisos, le cuestioné. Ninguno me dio la sensación de estar indeciso, sentenció, para luego agregar, no se olvide que no pregunté, esto surge de charlas privadas. Entonces podemos afirmar que Guisasola puede volver a ser peronista, mencionó el tipo. Nunca dejó de serlo lo interrumpí, estaba absurdamente dividido que es otro tema, de todas maneras y mal que nos pese lo importante es el distrito, pintar Guisasola, pintar tu aldea, no es pintar el mundo mi estimado. Yo creía que sí don Sala, tanto que lo repiten me lo había tragado. Cambie la cara, debería estar contento, me inquirió el tipo. Yo siempre estoy contento cuando voto, más allá de los resultados. En democracia, es el pueblo el que diagrama su formato social le respondí, y debe hacerse cargo, cosa que generalmente no hace. Aunque gane Macri me chicaneó. Mire mi viejo, hace años que en Dorrego vivimos en estado de “macrismo” explícito, qué cosa peor nos puede suceder le pregunté. Que gane Segurola me respondió el tipo cagándose de risa. No se olvide don Sala que me prometió llevarme al teatro Italiano esta noche. Yo siempre cumplo. El tema es cómo vuelvo. Venga a buscarme a la sede del PJ, yo lo traigo. Venga que se va a divertir, además nunca viene mal sacarse de encima los pelos de gorila que le pueden quedar pegados. No me joda Sala, usted sabe las razones por las cuales voy, me dijo el tipo...

******

Como le va don Sala, le traigo un lindo enigma, me dijo el tipo. Me gustan los enigmas, usted sabrá que tengo varios policiales escritos, son mi debilidad le respondí. En ese sentido Crímenes Imperceptibles de Guillermo Martínez y el Enigma de París de De Santis son novelas a las que le dedique un par de lecturas, ni que hablar de las historias del Padre Brown de Chesterton y la obra completa de Conan Doyle, me extendí. Bueno don Sala, escuche bien. A propósito de lo que está pasando por estos días en el Pago Chico le pregunto: ¿Por qué razón o razones un alto funcionario del área de la salud del distrito, sabiendo desde hace tiempo sobre ciertas irregularidades en cuanto a prestaciones facturadas y no dadas, información que le brindó un organismo público, no las denunció debidamente dejando que las mismas se desarrollaran como si nada ocurriera?. Necesito más detalles, le respondí, deme precisiones. No puedo darle nombres, me compromete y todos sabemos que usted es medio botón, pero trataré de aclararle la cosa, me respondió el tipo. Ejemplifico don Sala: Un profesional y dirigente del Partido Político A factura órdenes autorizadas por servicios no dados, esta operatoria es conocida por un alto funcionario de salud del gobernante Partido Político B ya que le fue advertida por un organismo auditor, ¿me sigue don Sala?. Le pregunto ¿Cómo analiza usted tal actitud del funcionario rector del municipio? Le respondo de este modo, mi amigo: Stolbizer pensaría de inmediato que el alto funcionario está prendido en la joda y que se lleva un retorno, Carrió, sin pensar demasiado, afirmaría que lo quiere tener agarrado de las bolas para extorsionarlo políticamente, pero como lejos estoy de las perversiones de una y de otra me afilio a pensar en un rasgo más humanístico, siempre hablando en términos relativos y teniendo en cuenta que la cosa tiene un olorcito a mierda bastante notable. Acaso el funcionario, relativizando la gravedad del dilema, hizo la vista gorda advertencia mediante so pena de denuncia en caso de reiterase la operatoria, finalicé. Pero don Sala, me interrumpió el tipo, el funcionario se transformó en cómplice no solo de una malversación de fondos públicos sino también de falsificación de órdenes médicas con el adjunto de facturación trucha, además de haber incurrido en incumplimiento en sus deberes como funcionario, completó. Es cierto, bueno, en ese caso es el riesgo que asumió correr, razón por la cual le cabrían las generales de la ley cosa que se potenciaría por la estatura de su cargo, sentencié. Entonces es más jodido de lo que pensaba y está hasta las manos, inquirió el tipo. ¿A quién se refiere?, cuestioné algo azorado por el tenor del comentario. Olvídelo don Sala, la ley está hecha para la gilada, los poderosos, con ella hacen cotillón. No entiendo su enojo mi amigo: ¿Quedó conforme con la resolución del enigma? le pregunté al tipo. Si, don Sala, pero estoy más enojado que antes…. Buenos días, me dijo el tipo…

******

De acuerdo al análisis "intelectual" de Macri si debemos estar en nuestras casas abrigados, ya que resulta contranatura estar livianos de ropas durante el invierno para ahorrar energía, en verano deberemos estar todos en pelotas no solo en nuestras casas, sino además en los supermercados, en los centros comerciales, en los bancos, en las dependencias públicas. Puede llegar a ser más divertido pero será recomendable llevar siempre una camperita por si una tormenta imprevista nos sorprende. Las imágenes que me vienen a la cabeza son imposibles de describir, don Sala, me dijo el tipo...

******

Sabe qué don Sala, ayer por la tele vi a un tipo quebrado, un tipo al cual lo habían quebrado. Yo no me la trago don Sala, ni el propio López me puede convencer que lo que hizo lo estaba haciendo porque era la única que tenía. Es todo muy ridículo, ni nuestros chorritos de la aldea procederían de esa manera tan infantil. Mire que los conozco y sé lo que le digo. Tengo para mí don Sala que a este tipo lo han quebrado con algo personal, con algo indecible, y utilizaron su debilidad para operar, puesta en escena mediante, en contra del gobierno para el cual había ejecutado. No sería la primera vez en la historia, ya ocurrió en el 55 según contó su amigo Antonio Diez con el Contraalmirante Teysseire, último vice de Perón. Todo choca de frente contra la lógica. No se olvide nunca don Sala, esta gente de los servicios en alianza con la justicia y los medios es capaz de hacer cualquier cosa. Durante el año electoral nos tiraron el cadáver de Nisman, luego intentaron tirarnos el cadáver del pibe jujeño Velázquez y al poco tiempo operaron fuertemente por el falso fraude en Tucumán. Esta gente, don Sala, quiere matar dos pájaros de un tiro, al kirchnerismo como oposición y al kirchnerismo como proyecto político destruyendo a la política. No don Sala, este tipo está jugando con fuego ya que cuando sus decires no encajen con la realidad que se pretende mostrar puede llegar un tal Lagomarsino y tendrá que decidir, finalizó el tipo, a lo cual le respondí. Su razonamiento tiene alguna lógica mi amigo, yo prefiero esperar lo que dictamine Rafecas, es uno de los pocos jueces confiables que existen dentro del poder judicial. Él seguramente pedirá entrecruzamiento de llamadas, escuchará al reo y fundamentalmente buscará la ruta del dinero lo que develará la procedencia real del mismo. No me preocupa, lo que a mí me preocupa es que este gobierno cada día que pasa se afirma en su política de excluir a mayor cantidad de argentinos, y sobre esta masacre colectiva por goteo la mass media no dice nada ni se indigna. Además como bien dijo Dady, no me vengan a hablar de moral con la bragueta abierta, finalicé...

******

Qué lindo día don Sala, día peronista, hacía mucho que no brillaba el sol, me dijo el tipo, para luego agregar, ya me tenía las bolas al plato tanta lluvia. Si falta porque falta, si sobra porque sobra, le respondí. Eso no me lo diga a mi don Sala, eso tiene destino de bota de carpincho y 4 x 4, usted lo sabe bien, me reprochó. Qué anda haciendo por acá mi amigo, le pregunté. Nada en especial, perdiendo el tiempo y para perderlo nada mejor que hacerlo con usted me respondió. Bueno, no deja de ser un halago ser destinatario de lo que le sobra sentencié. Es el famoso derrame neoliberal del tiempo perdido, me contestó el tipo, con suma ocurrencia. 
Hablando de neoliberalismo, continuó: Hasta hace algunos meses, con la patrona, nos dábamos un par de lujitos que con el correr del tiempo se habían hecho costumbre, sabe don Sala. Le hablo de caprichos, cosas menores, gustos que eran ajenos para nosotros hasta hace algunos años atrás. Un par de veces al mes íbamos a la pescadería de Coronel Dorrego, esa que está al fondo, en Avenida Fuertes, casi llegando a la YPF, y comprábamos dos o tres bandejitas de langostinos pelados; la Mabel los preparaba rebozados, primero harina, luego los bañaba en huevo con un puñadito de perejil finamente picado y finalmente pan rallado; el toque mágico: la grasa de cerdo a buena temperatura dentro de la olla de hierro para que entren y salgan a punto, bien doraditos. A la par yo preparaba unos mejillones a la provenzal, algo bien sencillito, un salteado de un minuto con oliva que servía de acompañamiento. Todo decorado con un champu Norton extra Brut, de los más baratitos, explicó el tipo. Un manjar, lo interrumpí, y nunca me invitó. Si usted no sale a ningún lado don Sala, es menos sociable que las vizcachas. Le sigo contando y no me delire, se apresuró el tipo. Otra cosa que hacíamos, domingo por medio, eran asados. Usted sabe; tira, entraña, mollejas, chorizo, alguna tapa, matambre previamente tiernizado, algo de chancho, un poco de cordero y ensalada multicolor de morrones pelados a las brazas. Pollo no, son palomas recargadas con agua. Allí sí, el tubo de vino no bajaba de los 60 mangos de aquel momento, con la Mabel precisábamos dos botellas, siempre y cuando no hubiera postre: Un Caballero de la Cepa, un Luigi Bosca, acaso un Ruttini. Todo eso se acabó y hace rato don Sala, y lo peor es que no nos dimos cuenta hasta que lo pensamos y comenzamos a extrañar, parece que inmediatamente nos acostumbramos a prescindir de algo que mucho disfrutábamos, incluso si uno analiza afinando el lápiz hoy no podría distraer un tronco de leña al precio que está, 1800 mangos la tonelada, mínimo, no se olvide que calefacciono con salamandra, y en un asado como los míos se le van 30 kilos por lo bajo, me gusta arrancar temprano y tener braza disponible, finalizó. Lo siento mucho amigazo, le manifesté, si bien no es grave ya que hay otras realidades más extremas le han quitado algo de su vida que usted se ganaba a diario trabajando honestamente y eso le significaba también trabajo para el pescador, para el carnicero, para el vinero, tipos que hoy habrán tenido que dejar algunas cosas en función de esta lógica económica, ordenamiento que seguramente muchos de ellos votaron motivados por un sinfín de estímulos negativos. Este es el famoso derrame neoliberal del que hablamos al principio don Sala, se derraman privaciones, ajustes, desocupación, tarifazos, pobreza, exclusión y miseria, de eso sobra para hacer dulce y encima lo venden como si fuera dulce. Son una mierda y creo que lo son porque justamente hay algo que no nos pueden quitar don Sala, y eso es la alegría de disfrutar, aunque sea en pelotas, de que jornadas como las de hoy sigan siendo en el calendario de nuestros corazones: días peronistas. Y yo no me olvido don Sala, acá en Guisa ganamos, acá ganamos... sentenció el tipo…

******

Don Sala ¿Y si subimos la edad jubilatoria so pretexto del aumento en el índice de esperanza de vida para que el fondo de sustentabilidad le rinda mayores beneficios a los especuladores financieros? me preguntó socarronamente el tipo. De esa manera habría menor cantidad de jubilados, agregó. No se ría le respondí, ya existe en el Gobierno la idea de subir la edad jubilatoria femenina de 60 a 65 años. Pero don Sala, la voracidad de estos tipos no tiene techo. Es el alma del neoliberalismo, está en su naturaleza, finalicé...

******

Oiga don Sala, usted cree qué bajará la inflación? me preguntó el tipo. Seguro le respondí. Con la apertura de las importaciones y la pérdida del valor agregado la baja del consumo hará que una vez logrados los niveles de máxima rentabilidad empresarial los precios logren llegar a una meseta de conformidad. Espere don Sala, pero no habrá inflación porque habrá menos consumidores, es una ley de mercado. Así es, el nivel de supervivencia dentro de un sistema neoliberal es directamente proporcional a lo que los componentes de su sociedad estén dispuestos a resignar. Y allí está el dilema mi amigo, la resignación tiene gradientes, el tema es la cantidad de habitantes que serán marginados, aquellos que no tendrán nada que perder. Sin ir más lejos ayer por la tarde fui a una tienda muy conocida del Pago, linda tienda, histórica, muy bien atendida y que siempre tuvo excelentes precios y productos, a comprar un simple vaquero, cosa que en los últimos años solía hacer de manera corriente. La compra de un vaquero por año no me parece algo de bacanes, es una prenda rústica y de uso diario para alguien que trabaja de sport. Así como entré, me retiré con mis $ 600 ya que los $ 950 solicitados me dejaron en estado de shock. La prenda en cuestión costaba el año pasado $ 350. Dos cosas noté. La tienda tenía menos vaqueros en stock y el rostro de resignación del vendedor quedó de manifiesto a poco de darle las gracias por la información. Un comprador regular de esa tienda se había discontinuado por obra y gracia del mercado, la devaluación y la inflación. Ese vaquero no bajará su precio y quedará firme ya que ese valor está calculado en función de una demanda óptima y una rentabilidad ideal, al igual que el stock disponible, cuestión que en esta ocasión no me incluye como no incluye a cientos de interesados. Luego de haber llegado a ese punto ideal (Cournot) dicho valor no se moverá por mucho tiempo. Así funciona la cosa mi estimado. Muchos dejaremos de consumir y muchos comerciantes dejarán de vender, esa desaceleración del consumo, ese achatamiento de la economía tan solicitado por los gurúes hasta no hace mucho, sobre todo aquel que incluye valor agregado nacional, caro para ellos, es vital para detener la inflación, finalicé. Entonces hay que esperar, don Sala. No "hay" que esperar, "deberá" esperar mi amigo. ¿Y qué deberé esperar don Sala?. Si queda adentro o afuera del sistema, y qué hará usted en un caso o en el otro... sentencié.. Ultima cosa don Sala. ¿Cuánto sale su libro?. 160 mangos le respondí. ¿Sabé cuánto sale la inscripción para correr la carrera de Guisasola? Ni idea.. 180 don Sala. ¿Y? le pregunté. Nada, me quedé pensando en la oferta y la demanda, no me de bola, don Sala, me dijo el tipo 

******

Cómo le va don Sala, veo que anda de buenas con la literatura me dijo el tipo, hasta lo premian en concursos internacionales y todo. Le agradezco pero ni mejor ni peor que antes, yo disfruto cuando leo y escribo, el resto es cotillón, le respondí. Lo noto algo desilusionado afirmó el tipo. Veo que es muy observador le retruqué. ¿Anda floja la venta de la novela?, me preguntó. Sé que en Bs As anda bien y la crítica ha sido muy generosa pero acá en Dorrego no arranca la cosa a pesar de las palmadas, los me gusta y las felicitaciones, le respondí, para luego extenderme, espero que el boca a boca labore de eficiente intermediario, hasta ahora ni siquiera el incentivo extra que significa darle una mano a la Biblioteca ha sido un vaso comunicante positivo, sentencié. No desespere don Sala, no se olvide que hoy todos nos medimos en los gastos, el gobierno nos está haciendo pelota de una y a gatas llegamos a fin de mes, que quiere que le diga, eligió mala época para lanzar una novela por más buena que sea. Además usted tiene que perforar otro frente, don Sala. ¿Otro frente? No lo comprendo, le cuestioné. El no pertenecer, aclaró el tipo, el recorrer esos caminos que la cultura local no ve ni desea transitar por prejuicio, la ausencia de grandeza y el explícito desinterés que existe cuando el protagonista no es un lame botas del gobierno municipal y el orden establecido. No estoy de acuerdo mi amigo, nadie que se asuma como hombre de la cultura puede cometer la idiotez de privarse de algo por las razones que usted expone, le respondí. En lo personal jamás me privé de leer a escritor alguno por su ideología, militancia o creencia, sí lo hago por sus calidades y talentos como tal. Quien hace eso no pertenece al ámbito de la cultura, acaso haga usufructo de ella y logre ciertas rentabilidades extras pero muy lejos está de aportarle algo a la sociedad. Sin ir más lejos hasta me publicitan en la Revista Ñ. Todo lo que quiera pero usted es usted don Sala, dentro de unos meses me cuenta, me dijo el tipo...

******

Cómo le va don Sala, le tengo una buena me dijo el tipo. Aquí me ve, le respondí, viviendo una suerte de duelo. Alguna desgracia familiar, algún gatito que perdió, me preguntó. No, es que acabo de comprender aquello del duelo del escritor cuando una obra parte y comienza a diagramar su propio recorrido, le aclaré. Justamente de eso se trata la buena que le quiero contar y creo que se sentirá muy bien luego de escucharme, sentenció el tipo. Lo escucho con atención, le manifesté.
Resulta que estábamos el sábado junto a un grupo de personas en la fiesta que se hizo del 115 aniversario en el Club cuando un reconocido radical pregunta si alguno había leído su novela. En eso salta una señora, también reconocida oficialista, muy culta ella, que comienza a hablar de la obra deshaciéndose en elogios argumentando que no solo era una historia sumamente atractiva sino que además contenía elementos poéticos conmovedores. Aseguró que la empezó a leer y cuando se dio cuenta la estaba terminando sin percatarse que en el medio habían pasado tres horas que consideró maravillosas. En medio de la descripción de la trama en un momento se paró y recomendó que la lean. Luego, don Sala, todo volvió a la normalidad y le habrán zumbado los oídos, pero le puedo garantizar que más de uno de los que estaba allí hará tripa corazón y no se perderá de leerla. Otra cosa. Espero me perdone que no lo acompañé el viernes en la presentación pero usted comprenderá mi posición. No se aflija mi amigo, le contesté, le agradezco su relato, me hizo muy bien, y no se olvide que tengo un ejemplar especialmente dedicado en la oficina que lo está esperando. Gracias don Sala, a la tarde paso, ya me estaba preocupando porque recién voy a Dorrego el viernes a la mañana y tenía miedo de quedarme con las ganas, me confesó el tipo. No me cargue que veníamos bien, concluí...

******

Seguimos equivocando el rumbo don Sala con eso de judicializar la política, me dijo el tipo. Ni la corrupción del gobierno anterior modificará sus paradigmas y logros inclusivos durante los 12 años que duró su gestión, ni la corrupción del gobierno actual modificará sus ajustes y la voluntad política que tiene para excluir a buena parte de la sociedad y si puede vender a la patria, se lo digo como alfonsinista de toda la vida, finalizó...

******

Le puedo preguntar algo don Sala, me dijo el tipo. Por supuesto le respondí. Me equivoco si considero que estos aumentos en los servicios y la quita de subsidios hace impredecible la espiral inflacionaria en el corto y mediano plazo ya que al incrementarse terriblemente los costos de las empresas y la de los comercios será imposible que estos no se trasladen a los precios. Por otro lado la Estanflación es la resultante de la Inflación más recesión, el peor cóctel para el trabajador, para la pequeña y mediana empresa y para el pequeño y mediano comerciante. A la par la extraordinaria devaluación ya efectuada con el consecuente traslado de recursos hacia los sectores más concentrados verá un segundo capítulo y se incrementará aún más ya que al bajar los niveles de producción interna se recurrirá a la liberación de importaciones para satisfacer a los sectores medios con porquerías a precio de dumping. El salario continuará depreciándose debido a la desocupación ya que la premisa no será equilibrar los niveles de años anteriores sino mantener el empleo como se pueda. ¿Estoy en lo cierto don Sala? Si mí estimado, lamentablemente es así. Que tenga un buen domingo don Sala, sigo camino a la Panadería me dijo el tipo. Amigazo, luego de su análisis lo de buen domingo será bastante relativo, después se enoja conmigo porque cuelgo blues en el face....

******

Oiga don Sala, en la cueva que tenemos en Coronel Dorrego, o como a usted le gusta llamar el 4to Banco, hay cámaras de seguridad, me preguntó el tipo. Desconozco, le respondí, para luego agregar, nunca fui, sé que es un sitio muy visitado por los parroquianos de abolengo. Imagínese las caripelas que saldrían filmadas contando guita oscura, agregó el tipo, Contadores untados con carmela, funcionarios locales y provinciales, bogas, empresarios, comerciantes. Digo, por la puesta en escena que vi ayer en lo de Lanata, finalizó. No se preocupe mi amigo, fume tranquilo y vaya si necesita de sus servicios, las únicas que supuestamente cometen delito son las cuevas kirchneristas, las cuevas radicales y de Cambiemos tienen el amparo de un clima de época neoliberal...

******

A mi existencia le faltaba poesía, por eso lo necesito, me aseguró la dama. Mis otras parejas adolecían de su brillo poético, ellos eran expertos en el arte del ostento. Amo sus formas, sus decires y sus pausas, su prosa encandila, emociona, me instala en otro lugar. Pasado el tiempo, no mucho, comencé a observar de qué manera esos bocetos en rima eran utilizados para nivelar muebles, para sostener ventanas que se abrían sorpresivamente, para envolver y preservar semillas de sésamo, para apuntalar recordatorios menores. El ostento cotidiano, vulgar y posmoderno había regresado a su lugar; el poeta ya no era necesario. Las anteriores instancias fueron tabuladas en sus reales contextos y dimensiones, al fin de cuentas en las librerías sobran títulos que contengan textos poéticos… Aún así y a pesar de las contraindicaciones, las mujeres son encantadoras, me dijo el tipo…

******

Hoy escuchaba a una "cocinóloga" por la AM de nuestra localidad advertir sobre el morrón, su precio, su estacionalidad y el modo de utilizarlo con restricciones, por supuesto salvando al gobierno de la crítica y sin hacer mención de los pimientos pelados en aceite, rito que hasta hace pocos meses decoraban nuestros olvidados asados. Ayer veía como un par de siniestros consejeros culinarios daban fe de exquisitas preparaciones sin necesidad de utilizar aceite y manteca, y lo mal que hacían ambos productos al organismo. Tras cartón un experto en energía sugería modos y formas para ahorrar luz, gas y agua de la manera más ingeniosa, ergo no usando dichos servicios. Y así uno puede observar en los medios decenas de consejos útiles para vivir como la mierda. Pienso para mí: Una sociedad acobardada es el rictus ideal de la derecha cuando gobierna. Achicar las pretensiones y anhelos sociales de consumo forma parte del discurso mass media a favor de que los bienes y servicios dejen de ser un derecho para que pasen a ser un lujo culposo de los comunes, vicios los cuales merecen apocarse. Es decir te empobrecen con la conciencia tranquila a través de los Cormillot, los Cerezo o los Manes. Sin embargo cuando no son gobierno su grado de exigencia es inversamente proporcional a esa austeridad responsabilizando a los gobiernos populares de las carencias que pudieran existir. La derecha te duplica o te triplica las carencias, pero establece pautas discursivas y dialécticas para que tu metabolismo se vea condicionado a una digestión acorde a la coyuntura y al programa que ellos tienen establecido para los distintos segmentos que conforman la sociedad, me dijo el tipo.

******

Don Sala, Macri es o se hace el boludo, me preguntó el tipo. No mi amigo, le respondí, intenta tomarnos como tales. Sucede, me extendí, que el hombre está dentro de un microclima bastante limitado y fronterizo, de manera que considera que todos somos como él y su entorno. En tanto le sigan haciendo los diarios el tipo va estar convencido que es un estadista, finalicé. Pero la mentira dura lo que dura dura interrumpió el tipo. En efecto, es como el amor completé. Cuando amanezcan los primeros pedos y eructos el encanto se pierde de manera vertiginosa. Me está diciendo don Sala que para volver a ser gobierno hay que esperar por los primeros flatos. No mi estimado sentencié, nosotros debemos desde la oposición seguir haciendo alta política, que los errores y horrores los cometan ellos, en algún momento los malos vueltos aparecen y con ellos las fisuras, instancias que debemos profundizar de manera inteligente, unidos y organizados. Disculpe don Sala, pero eso de unidos y organizados me suena a verso me inquirió el tipo, para luego agregar unidos y organizados las pelotas, mire lo que le hicieron al Aníbal. Tiene razón mi amigo, como diría Gieco esta es una sociedad que se chupa todo lo que pasó, en consecuencia no aprendemos más... Lo dejo don Sala, me dijo el tipo antes de despedirse, le quedó lindo el jardín, tan lindo que yo de usted lo pavimento. No se haga el gracioso, le retruque, no sea cosa que los macriradicales del Pago me intimen a garpar el asfalto sojero como si fuera partida propia...

******

Esta derecha factoría, don Sala exportadora de dólares y de mano de obra barata e importadora de baratijas es terriblemente grasa y bruta, me dijo el tipo. Ni siquiera poseen la clase de nuestros hombres de la generación del 80 y del centenario. No están formados ni política ni intelectualmente, simplemente obedecen a los poderes fácticos. Son una reedición recargada de la pizza, el champagne y el sushi (antiguo chegusan que los crotos pescadores japoneses llevaban en sus barquitos)... Cuando un grupo de bárbaros gobierna no se puede esperar otra cosa que barbaridades. A las pruebas me remito, envisten a lo bruto contra la institucionalidad y se van abriendo camino a puro decreto como voraz invasor con machete en mano.

******

Suelo navegar por aguas hostiles, don Sala. Me meto cual fisgón en casas ajenas, me oculto tras los oscuros cortinados, acaso para ver a las gentes en paños menores, o exhibiendo sus peores costumbres. Los veo eructar, vociferar escandalosas flatulencias, rascarse las partes pudendas, olerse los sobacos, hacer el amor con las luces apagadas, besarse con los ojos abiertos y quitarse los cascabeltos con marcados signos de resistencia. Ellos no me ven, ya que no pertenezco a sus círculos de amistad. Paso y repaso sus post, y sus comentarios y los comentarios de sus amistades. Nada me causa mayor estupor que comprobar, luego de mis andanzas por la intimidad de la red que a este mundo cibernético mass media/medio pelo/neoliberal, le sobra hedonismo y le faltan dos dedos de frente y mucha poesía, me dijo el tipo.

******

Cómo le va don Sala. Mal, cómo quiere que me vaya, le respondí al tipo. Estas personas  gobiernan como brutos, legislan como brutos, operan como brutos, hablan como brutos, responden como brutos. Esta derecha tan poco ilustrada, cuyo discurso está plagado de sentido común y frases mal hechas, de la peor literatura, no logra ascender el tenor de la experiencia noventista. Para saber mentir hay que tener memoria, inciso fundamental para no disparase en el pie y es llamativa la cantidad de tiros que ya se han pegado. La ausencia de política es notoria y todo es espasmo contable, reduccionista y excluyente, depredatoriamente torpe. El relato escogido ha naufragado a poco de andar y eso sucedió porque esa ausencia de cuadros políticos se manifiesto en cada conflicto. Hoy por hoy los únicos que sostienen el relato son los medios corporativos y un sector del poder judicial, segmentos absolutamente desprestigiados y escasamente creíbles debido a la exposición de sus intereses particulares. Es una derecha que es despreciada por la derecha internacional, es una vergüenza para el neoliberalismo global y esto quedó claro con los Papeles Panameños. Solo les queda como espada interna el temor a perder el empleo para poder disciplinar a la sociedad, arma que resultó muy eficaz durante los noventa debido a las agachadas sindicales. Dudo que las bases permitan nuevas agachadas. La gran mayoría del pueblo argentino, aún los que no comulgaban con el kirchnerismo, lograron ampliar sus derechos y sus niveles de consumo durante la década pasada, de manera que de no mediar una modificación cardinal de las brutales políticas la calle se volverá insostenible para el gobierno. Son brutos y como tales pueden llegar a caer en la tentación represiva, momento en el cual habrán dictado definitiva sentencia a sus aspiraciones de llegar a buen puerto, aunque sea escorados, con los botes salvavidas averiados y con las velas en harapos. Bueno. Don Sala, mejor lo dejo trabajando, me dijo el tipo.

******

Pregunta don Sala, ante todo, buenos días, me sorprendió el tipo. Cómo le va que le dice, pregunte nomas, dele que el laburo aflojó, le respondí. ¿Estas entidades de lavado que hay en los paraísos fiscales tienen un lugar físico específico o son simples sellos? En algún caso son simples sellos, mi amigo, en otros tiene apenas una oficina y están aquellas visibles que operan asociadas con entidades bancarias internacionales. Recuerdo que como comprador en el área de logística del BBVA tuve que hacer una orden de compra para el mobiliario de la oficina en Caimán. Eso quiere decir don Sala que con un cuartito de 4 x 4 y una PC alcanza para hacer operaciones de elevado monto. Desde ya mi estimado, le contesté. ¿Satisfecho?. No sé don Sala, me quedé pensando en la cueva dorreguense, el funcionario de la carmela y su socio, me dijo el tipo. ¿A qué se refiere?, le pregunté. Nada don Sala, no me dé bola, sigo viaje... finalizó....

******

Insisto me dijo el tipo: Las revelaciones, casuales y no casuales, que nos depara el tiempo nos confirman que aquellos que fuimos catalogados injustamente de fraudulentos no lo éramos tanto y aquellos impolutos plagados de superioridad moral que nos acusaron de fraude en realidad lo eran en primera persona, solo había que saber esperar por la desnudez de la verdad para poder liberarse definitivamente de tamaña carga. La verdad es una vieja solterona y fea que muy pocos respetan, aprecian y menos desean ver desnuda. Yo hoy le agradezco enormemente su presencia en mi vida, así de desnuda, así de fea, así de solterona..

******

Estará abierta mañana la peluquería de Telenoche para tratar el tema de la sociedad offshore de Macri en Panamá, me preguntó el tipo. No, mi amigo, le respondí, esa peluquería desde el 10 de diciembre no labura más los lunes. Como antes don Sala, cuando gobernaban los conservadores, finalizó el tipo....

******

En qué anda don Sala, me dijo el tipo. Aquí me ve, le respondí, respirando profundo, granza y glifosato. No hay como el campo para la salud de los pulmones. Quiere reírse un rato, me propuso el tipo. Dele, me hace falta. Resulta que durante las elecciones pasadas, en un distrito vecino, al Secretario General del Sindicato Municipal le donaron dos vaquillonas para que haga su acto proselitista, el hombre era candidato a Intendente. Pasa que a pesar de la donación de vaya a saber qué potentado el candidato le quiso cobrar a cada uno de sus representados e invitados 250 mangos por cabeza. Como "Macri" le retruqué. Un chanta, el gremialista, don Sala, sabiendo que tenía cooptado a una buena cantidad de amanuenses que irían sin protesto quiso hacerse de un obeso fajo de billetes extra, finalizó el tipo. ¿Y cómo anduvo el ágape electoral? le pregunté. Se tuvo que meter una vaquillona en el orto, porque no creo que tenga freezer para tamaño animal, la gente no es boluda don Sala, aunque a veces lo parece. Sabe lo qué me preocupa de su historia mi amigo le cuestioné. No don Sala. Que ese sindicalista no juega a favor de los trabajadores, a los cuales le cobraba la cena y que gracias a ellos está en ese cargo, sino a favor del que le regaló las vaquillonas, y es en ese punto en donde las injusticias y abusos que suceden en el presente comienzan a tener explicación, finalicé... ¿Le gusta el blues mi amigo? le consulté. Me tiene las bolas al plato con esa música don Sala, si quiere que me vaya ponga uno y prometo por hoy dejarlo en paz... No se ponga así, escuche y agradezcamos juntos que esto que usted me cuenta en Coronel Dorrego no pasa...

******

No lo jodo don Sala si le cuento algo en lo que me quedé pensando ayer por la noche, en la oscura soledad de mi patio, mientras la patrona veía La Leona, me dijo el tipo. Por favor, venga, lo invito, el mate está recién hecho le respondí. Espero que se haya medido con el edulcorante, sus convites son intomables, me recriminó. No se preocupe esta vuelta salen amargos le retruqué, lo escucho. No conviene andar desnudo por la vida don Sala, y cuando hablo de desnudez usted me entiende a que me refiero. Al momento de ser divisado e intuyendo que adolece de prevenciones, los portadores de suntuosas túnicas confeccionadas con linos de superioridad moral, sean ellos hilados políticos, religiosos, éticos o sociales, le enviarán fríos congelantes, lluvias intensas, esas que lastiman, que acuchillan, radiaciones infrarrojas y ultravioletas que quemarán su piel hasta el punto de la acrimonia. No don Sala, no conviene andar desnudo por la vida. Y más aún, si por alguna circunstancia y debido al insoportable sufrimiento corporal usted decide cubrirse, arroparse, protegerse con prevenciones humanas e imperfectas será calificado como un fraude por esos mismos hipócritas, debido a que le recriminarán no haber podido sostener su desnudez con hidalguía y coherencia, finalizó el tipo…. Nos quedamos un buen rato en silencio, luego del sexto mate se retiró con destino incierto saludando cordialmente. A los diez minutos regresó presuroso y con un rictus de preocupación. Qué susto don Sala, fue lo primero que me dijo el tipo al ingresar al local, pensé que había extraviado mi capota, por suerte está aquí, sigue colgada en su perchero, me la llevo, desde hace un buen tiempo me acompaña todos los días, a toda hora…

******

Cómo le va, don Sala, me dijo el tipo. Aquí me ve, leyendo a Dumas bajo la fresca del olivo le respondí, El Caballero de la Maison Rouge. Ni idea de lo que me habla, lo jodo si le cuento mi teoría sobre la fuga de los tres tipos que más hicieron para el triunfo de Vidal, me preguntó. Para nada es molestia, dele, me interesa su punto de vista. Yo la veo así don Sala: "Chicos les damos 6 horas, luego se deben hacer cargo ustedes, nosotros tenemos que empezar con el acting mediático y político. Traten de no hacer muchas cagadas, después de ese tiempo tenemos que salir, si o si.. más no podemos hacer por ustedes, es eso o perpetua", finalizó... Muy cinematográfico, sentencié, no puede ser tan simple la operación. No se olvide que esta gente es bastante básica y sus votantes son muy permeables, aseguró el tipo....

******



¿No le da bronca don Sala cómo lo insultan los anónimos de Coronel Dorrego?, me preguntó el tipo. No, le respondí, sospecho que más que putearme a mí putean a su no libertad para poder expresarse poniendo el cuerpo. Yo al Reyes persona le puedo decir en la cara “me defraudaste, nene, vos y yo hablábamos con otro idioma, con otro lenguaje y te transformaste en un  tecnócrata que considera una vaca como una inversión y a un trabajador como un costo”. Yo recuerdo, me interrumpió el tipo, que estando usted y su señora como autoridades de la Biblioteca el municipio les hizo la vida imposible, sin embargo y sin ayuda de nadie la dieron vuelta como una media creando una movida que potenció la entidad. Recuerda bien mi amigo, ratifiqué, y esa fue la época en la que tuve mayor contacto con Reyes, incluso compartíamos penurias similares siendo él Presidente de Independiente. ¿Y qué le pasó? Me preguntó el tipo. No lo sé, y a esta altura no me interesa, él eligió un camino para llegar a ser Intendente, yo sigo por el mío, más modesto, acaso entoscado y más complejo, creo que cuando uno en política se rodea de mediocres y farabutes logra que se le peguen ciertas cosas que antes despreciaba. Una vuelta, y tengo testigos, en una breve reunión me dijo “ninguno de los que está en el HCD está capacitado para el puesto que ocupa”. Hoy algunos de ellos son funcionarios de su gobierno. Pero a usted tampoco lo quieren mucho dentro del PJ me interrumpió el tipo. Tengo entendido que algunos todavía me miran con desconfianza, mi amigo, sobre todo cuando recuerdan mis críticas en los tiempos que el partido estaba cerca de Sobisch y criticaban al Kirchnerismo, épocas en donde daban vuelta los cuadritos de Nestor y Cristina, momentos en donde el FPV sacaba en Dorrego el 44% y ellos no llegaban al 20%. Me tienen como un francotirador indisciplinado, inorgánico. Sé que hay algunos que aprecian mis escritos y mis análisis, pero otros detestan el pensamiento crítico a tal punto que me enteré que en cierta ocasión se hizo un debate sobre mi persona dentro de la UB y fueron muy pocos los que aprobaban mi actuación política. No soy peronista, vengo del Partido Intransigente, de manera que tengo formación radical, nacional y popular, así y todo no creo que encuentre a nadie en el Pago que públicamente y a cara lavada haya demostrado mayor compromiso y adhesión en estos 12 años, cosa que llevo como marca indeleble para bien y para mal. Se argumenta que no se me entiende, que no soy del Pago y que no tengo llegada a la gente. Pero los que lo putean lo entienden perfectamente, incluso muchos peronistas de derecha, sentenció el tipo. Ve, mi amigo, allí está el nudo del dilema. El peronismo de derecha existe más allá que lo considero un oxímoron y es allí en donde yo no me siento, ni me sentaré nunca, cosa que el PJ local puede hacerlo sin problemas ya que forma parte de su génesis movimientista, en lo personal abrevo de las aguas de las ideas. Hoy tristemente vemos que había agazapada mucha derecha dentro del FPV, las votaciones en el Congreso dan fe de lo que afirmo, sentencié. Usted le está dando una lección muy importante a la gente del Pago, aseguró el tipo. No lo entiendo, no es mi intención, pero con qué. Con su novela, me aclaró. Usted le está demostrando a la sociedad dorreguense que no es necesario la teta del municipio y sus banalidades para hacer cosas interesantes en el campo cultural. Bueno, hace años que lo hice en la Biblioteca y que lo hago con mis blogs, le retruqué. Pero esto es otra cosa, me interrumpió el tipo. Acá los del gobierno, se explayó, no pueden meter la nariz porque usted no está cooptado, y no lo está porque es un tipo libre por elección de vida. Hace años que un autor local no presenta una novela sin embargo se lo firmo ahora mismo no le van a dar ni cinco de bola. ¿Y quién necesita esa bola? le cuestioné, solo me interesa ser leído y que las personas que accedan a mis trabajos disfruten de historias interesantes y bien escritas, me tiene sin cuidado ser considerado de interés municipal por personas que al mismo tiempo me consideran un costo susceptible de ser eficientizado. Le puedo preguntar algo que lo tengo como entripado don Sala. Si por supuesto. ¿Por qué razón no presenta el libro en la Biblioteca de Guisa habiendo sido presidente de la entidad? Sencillo, mi amigo, porque no me invitaron a que lo haga cosa que sí hizo la Biblioteca de Coronel Dorrego en la acción concreta de Guillermo Meana. No les habrá interesado, además hace años que junto a Dorita dejamos de ser socios, no se olvide de las calumnias e injurias de la cuales fuimos víctimas. Le pregunto, ¿cómo se regresa de semejante ataque a la honorabilidad de las personas?. Volviendo al tema, insistió el tipo, no le da cosa vivir en una sociedad en donde la cobardía y el desinterés por el otro sean monedas valiosas. Son el capitalismo y el individualismo, le respondí, las personas han asumido el darwinismo como vademécum para sus vidas, que millones de moscas coman mierda no significa que yo deba compartir el ágape. Acaso prefiero comer otro tipo de alimentos.